Quantcast

París señala que la cooperación hispano-francesa permitió detener a "Txeroki"

París, 17 nov (EFE).- Las autoridades francesas consideran que la estrecha cooperación con España permitió la detención, la pasada madrugada, del presunto jefe del aparato militar de ETA, Mikel Garikoitz Azpiazu, alias "Txeroki", en el suroeste de Francia.

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, en una declaración emitida mientras continuaba la investigación en la casa de Cauterets donde fueron detenidos "Txeroki" y una mujer no identificada oficialmente, afirmó que la operación prueba "la excelente colaboración entre Francia y España en la lucha contra el terrorismo vasco".

A "Txeroki" se le considera responsable del atentado de la banda terrorista en el aeropuerto madrileño de Barajas en diciembre de 2006, en el que murieron dos ciudadanos ecuatorianos, y Sarkozy le vinculó en su comunicado con la muerte de dos guardias civiles en Cap Breton, al suroeste de Francia, el 1 de diciembre de 2007.

El ministro español del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, reveló a principios de mes que uno de los presuntos etarras del "comando Nafarroa" detenidos a finales de octubre en España declaró a la Policía que "Txeroki" le confesó que fue él quien asesinó a los guardias civiles Fernando Trapero y Raúl Centeno en Cap Breton.

Hoy, aún con la investigación abierta en la localidad de los Altos Pirineos próxima a Lourdes, fuentes de la lucha antiterrorista explicaron a EFE que en la casa donde estaba "Txeroki" había armas, dos ordenadores y documentos falsos.

La operación, según agregaron las fuentes, fue ordenada por medio de una comisión rogatoria de Laurence Le Vert, la jueza antiterrorista parisina especializada en sumarios de ETA en Francia y que es responsable del abierto sobre el atentado en Cap Breton.

Fuentes judiciales en la capital francesa confirmaron que la operación había sido ordenada por Le Vert "como consecuencia del atentado contra dos guardias civiles en Cap Breton" y agregaron que cuando concluya la investigación en Cauterets "probablemente" los detenidos serán trasladados a Bayona.

En la detención de "Txeroki" y la mujer participaron agentes de la Subdirección Antiterrorista (SDAT), de los servicios centrales de información del Ministerio del Interior, de la gendarmería de Burdeos y de la policía de elite RAID, dijeron las mismas fuentes.

La operación fue anunciada de madrugada mediante un comunicado de la ministra del Interior, Michèle Alliot-Marie, a quien Sarkozy pidió que felicite "al conjunto de las fuerzas de policía" que detuvieron "al presunto jefe del aparato militar de la organización terrorista vasca ETA".

Alliot-Marie también destacó la buena colaboración franco-española en materia de lucha antiterrorista, que en este caso cuenta con la participación de miembros de la Guardia Civil española, según informaron en Madrid fuentes de la lucha antiterrorista.

Esas fuentes agregaron que las fuerzas de seguridad españolas disponen ya de las huellas dactilares de la mujer y trabajan en su identificación, aunque las primeras hipótesis apuntan a que se trata de Leire López Zurutuza, nacida en Beasain en abril de 1977, huida a Francia y una de las terroristas de ETA más buscadas.

La noticia de la detención de "Txeroki" se conoció antes de saberse que un juez en París había ordenado el ingreso en prisión provisional de otros dos presuntos etarras, que habían sido detenidos el pasado día 12 en el sur de Francia cuando circulaban en bicicleta en dirección prohibida.

El magistrado de las libertades y la detención del Tribunal de París ordenó la prisión para los presuntos miembros de ETA, identificados en España como Ugaitz Astiz Arangoa y Joseba Mikel Olza Puñal y que estuvieron declarando en el Palacio de Justicia parisino durante el domingo.

Ambos habían sido trasladados a París el viernes desde Toulouse (sur), y el juez ordenó prisión para ellos en relación con cuatro delitos: asociación de malhechores con fines terroristas, receptación de robo con armas, de robo de fondos y de transporte y tenencia de armas.

Ugaitz Astiz Arangoa y Joseba Mikel Olza Puñal, que dijeron pertenecer a ETA al ser detenidos por la gendarmería francesa, son presuntos miembros del "comando Urederra", que formaba parte del llamado "complejo Donosti", desarticulado el pasado mes de marzo en España. EFE

jam/pq