Quantcast

Los budistas aceptan la disculpa del jefe de policía surcoreano

Seúl, 17 nov (EFE).- El mayor grupo budista de Corea del Sur aceptó la disculpa formal que le presentó hoy en su templo el jefe de policía nacional, Eo Cheng-soo, por unos incidentes ocurridos hace meses achacados a una posible discriminación religiosa.

Según informó la agencia local Yonhap, el responsable de la orden budista Jogye, el monje Jigwan, le dijo al jefe policial que "todos los oficiales de policía tienen problemas" y que entiende que tiene "una posición muy difícil".

"Olvidemos de lo que sucedió", indicó el responsable del mayor grupo budista surcoreano, que en mayo vio cómo su automóvil fue registrado por la policía en un acto que esa comunidad religiosa consideró ofensivo.

El acto tuvo lugar en el templo Jogye de Seúl, que en verano fue patrullado por la policía en busca de dos activistas sospechosos de organizar protestas en meses anteriores contra el Gobierno.

En septiembre pasado el presidente surcoreano, Lee Myung-bak, de religión cristiana, tuvo que disculparse en un mensaje en televisión por las percepciones de una posible discriminación religiosa contra los budistas por parte de miembros de su Gobierno.

A finales de agosto miles de budistas, incluidos 10.000 monjes, salieron a la calle en protesta por lo que consideraron discriminación hacia el budismo del Gobierno de Lee.

Los budistas criticaron al Gobierno porque a su juicio han demostrado su tendencia religiosa de forma explícita y exigieron disculpas oficiales por parte del presidente surcoreano.

Entonces pidieron la dimisión del jefe de la policía nacional por haber registrado el vehículo del monje Jigwan a finales de julio.

ce-psh/wm

(foto)