Quantcast

Obama prestará más importancia a impulsar la economía que a reducir déficit

(actualiza con detalles adicionales de la entrevista)

Washington, 16 nov (EFE).- El presidente electo de EEUU, Barack Obama, aseguró hoy que eliminar el déficit federal es menos importante que lograr reanimar a la economía estadounidense, que atraviesa por la peor crisis de los últimos 80 años.

"No deberíamos de preocuparnos sobre el déficit el próximo año o incluso el año después del próximo", dijo hoy Obama en una entrevista con el programa "60 Minutes" de la cadena de televisión CBS, la primera que concede tras su victoria electoral del pasado 4 de noviembre.

"Haremos todo lo que sea necesario para lograr que esta economía vuelva a avanzar otra vez", aseguró.

El próximo líder estadounidense también afirmó que seleccionar a su equipo de seguridad nacional es una de sus principales prioridades

"Los periodos de transición son potencialmente vulnerables a un ataque terrorista. Queremos asegurarnos de que la transición en seguridad nacional sea todo lo perfecta posible", indicó.

Una de las primeras cosas que hará cuando llegue a la Casa Blanca en enero será diseñar un plan para ayudar a los propietarios de viviendas con problemas.

"No nos hemos concentrado en las ejecuciones (hipotecarias) tanto como me habría gustado (…) Necesitamos establecer una negociación entre los bancos y los prestatarios para que la gente pueda quedarse en sus casas", indicó.

Afirmó, asimismo, que sería un "desastre" permitir el colapso total de la industria automovilística e insistió en que es necesario ayudar a un sector con problemas.

"Pero creo que no debe de ser un cheque en blanco", explicó Obama, quien dijo que confía en un plan de ayuda que ofrezca una dirección clara para el sector.

El político demócrata indicó que los desafíos que afronta el país son "enormes y múltiples".

"Y hay veces durante el día en las que uno piensa: "¿Por dónde empiezo (…)?", apuntó.

"Y creo que parte de estos próximos dos meses (antes de la toma de posesión) consisten en establecer una serie de prioridades claras, entender que no vamos a ser capaces de hacer todo a la vez, asegurarnos de que tenemos un equipo y que avanzamos de forma decidida y enviamos al pueblo estadounidense una señal clara de que vamos a pensar en ellos y que vamos a avanzar", añadió.

El próximo mandatario estadounidense afirmó que el país atraviesa por la peor crisis desde los años 30, aunque insistió en que la situación no es tan grave como entonces, cuando la tasa de desempleo llegó a superar el 30 por ciento.

Insistió, de todos modos, en que es necesario actuar para que las cosas "no vayan a peor".

El demócrata, que no participó en la cumbre del G20 de este fin de semana en Washington, defendió la necesidad de imponer mayores regulaciones a los mercados, una de las principales conclusiones del encuentro en la capital estadounidense.

"Es una de mis principales prioridades", dijo, a lo que añadió que es necesario restaurar la confianza y la transparencia de los mercados.

Precisó, de todos modos, que buscará mantener un equilibrio entre esas regulaciones y el espíritu empresarial que caracteriza a Estados Unidos.

"Creo que nuestro principio básico de que este es un sistema de libre mercado que ha funcionado para nosotros, que crea innovación y permite que se asuman riesgos, creo que es un principio que debemos de mantener", aseguró.

Explicó que mantendrá un espíritu pragmático y pondrá en marcha recetas que se adapten a las circunstancias actuales.

"Mi interés es encontrar recetas que funcionen, independientemente de si provienen de (presidente republicano) Ronald Reagan o (el demócrata) Franklin D. Roosevelt", quien impulsó el "New Deal", que sacó a EEUU de la Gran Depresión, indicó Obama.

"Creo que el pueblo estadounidense busca que actuemos", añadió. EFE

tb/af