Quantcast

Enfrentamientos de sandinistas y opositores provoca heridos y suspende marcha

León (Nicaragua), 16 nov (EFE).- Los enfrentamientos campales que protagonizaron hoy en León triunfantes seguidores sandinistas y la oposición que rechaza los resultados de los comicios municipales del pasado domingo dejaron un número no determinado de heridos y frustraron una manifestación de protesta para reclamar un nuevo recuento de votos.

La alianza opositora que encabeza el Partido Liberal Constitucionalista (PLC) y el Movimiento "Vamos con Eduardo", del candidato a la alcaldía de Managua, Eduardo Montealegre, intentaron reunir a sus partidarios en León, pero desistieron ante la presión en las calles de los sandinistas que también convocaron una marcha de celebración en la que consideran "cuna" de su revolución.

La misma caravana con la que Montealegre esperaba llegar desde Managua a León, a 90 kilómetros, fue interceptada por un piquete en la carretera entre las dos ciudades, ambas otorgadas a los sandinistas por los datos preliminares del Consejo Superior Electoral (CSE) de Nicaragua.

La manifestación liberal opositora había sido programada por Ariel Terán, candidato liberal a la alcaldía de León, quien considera que los sandinistas le "han robado" las elecciones que se celebraron hace ocho días y cuyos resultados se han dado a cuentagotas.

Los bandos enfrentados dirimieron sus diferencias en las calles con armas blancas y de fuego, morteros artesanales, piedras y otros objetos contundentes, según testigos presenciales y los diversos partes médicos que se han hecho públicos.

La portavoz de la Policía, Vilma Reyes, informó de que entre los heridos figuran también dos policías, integrantes del grupo de 850 efectivos antidisturbios, dirigidos por Horacio Rocha, uno de los subdirectores del cuerpo, desplegados en la ciudad ante los anuncios de las dos marchas previstas.

Además, resultó herido de bala un guardaespaldas del candidato liberal a la vicealcaldía de Managua, el diputado Enrique Quiñonez, que fue ingresado en el hospital de Salud Integral de Managua, según informaron a Efe fuentes del Movimiento "Vamos con Eduardo" (MVE).

La caravana del MVE recibió una ráfaga de disparos a su paso por Ciudad Sandino, a 10 kilómetros de Managua, en el camino a León, prácticamente acordonado por centenares de seguidores del presidente Daniel Ortega, que, según denuncia de los liberales, impedían la libre circulación.

A través de radios afines al Gobierno, los sandinistas argumentaron durante toda la jornada que habían ganado diez alcaldías del departamento (provincia) de León y que los liberales de Managua nada tenían que hacer en esa ciudad.

Ante la escalada de violencia, el propio Terán declaró a través de la televisión local que suspendía la marcha convocada para evitar muertes innecesarias y ante el registro ya de varios heridos.

Sin embargo recalcó que la manifestación espontánea ante la casa de campaña del PLC, demostró "que el pueblo ha perdido el miedo".

Según Terán, los liberales leoneses dijeron no a la dictadura y sí a la democracia, lo que ha costado, al menos, cuatro heridos graves a la oposición de León, dijo.

Por su parte, Montealegre, que sólo pudo llegar a Mateare, a 27 kilómetros de Managua, declaró a la prensa que la directora de la Policía Nacional, Aminta Granera, le explicó que la mayoría de sus efectivos estaban en León para evitar disturbios en esa ciudad y que no podía asistirlo en sus necesidades.

Montealegre recalcó, a su regreso a Managua, que la ciudadanía está indignada, porque los sandinistas no quieren respetar la voluntad expresada con los votos en las urnas el domingo 9 de noviembre.

"Los paramilitares de Ortega han impedido la libre circulación de las personas. Cada autobús ha sido registrado por estos paramilitares que buscaban a opositores entre los pasajeros", señaló el líder opositor.

"Ortega quiere instalar una dictadura impidiendo que los ciudadanos puedan circular libremente por las calles y carreteras de Nicaragua", subrayó Montealegre.

El coordinador del Movimiento Renovador Sandinista (MRS), Edmundo Jarquín, declaró que esta organización seguirá luchando por la unidad de la oposición y mantiene la convocatoria de una marcha cívica en Managua, prevista para el próximo martes.

La alianza liberal rechaza los resultados provisionales de los comicios publicados por el CSE y exige un recuento total de votos con la participación de observadores independientes.

Según el CSE, los sandinistas ganan en 101 de las 146 alcaldías en disputa, incluida Managua, y los liberales en 30. EFE

fm/lfp/aic/cd