Quantcast

Cerraron colegios tras jornada electoral tranquila

Dakar, 16 nov (EFE).- Los colegios electorales cerraron hoy tras una jornada electoral tranquila en Guinea Bissau, donde unos 600.000 electores acudieron a las urnas para renovar los 100 escaños de la Asamblea Nacional.

Según las emisoras de radio regionales captadas en Dakar, no se ha informado de ningún incidente destacado a lo largo de la jornada, tanto en la capital, Bissau, como en las localidades del interior.

Las votaciones comenzaron a las 07.00 hora local y GMT, y transcurrieron con normalidad bajo la supervisión de 150 observadores internacionales enviados por la Comunidad Económica de los Estados de África Occidental, la Unión Europea y la Comunidad de los Países de Lengua Portuguesa.

Los 575 candidatos presentados por 19 partidos y dos coaliciones se disputan los sufragios de los electores que votaron en 2.700 mesas en todo el país.

El jefe de la misión de observadores de la UE, Johan Van Hecke, valoró positivamente el desarrollo de los comicios, en una declaración a los medios de comunicación en la que destacó "la alta participación" de los votantes.

El Partido Africano para la Independencia de Guinea y Cabo Verde (PAIGC), que desde hace cuatro décadas domina el escenario político nacional, destacó frente al resto de las formaciones durante su campaña, aunque algunos analistas no descartan una pérdida de apoyo.

El PAIGC ha sufrido la escisión de un grupo de destacados dirigentes, que se han agrupado en el Partido Republicano por la Independencia y el Desarrollo (PRID), al que se considera cerca al presidente, Joao Bernardo Vieira, que podría alzarse con la victoria.

El Partido de la Renovación Social (PRS), que encabeza el ex presidente Kumba Yala, y el Partido Unido Socialdemócrata (PUSD), del ex primer ministro Francisco Jose Fadul, son las otras dos formaciones que tiene posibilidades de hacerse con un escaño.

El grupo vencedor nombrará al primer ministro que formará el próximo Gobierno.

Guinea Bissau se encuentra en una situación de caos político desde la década pasada, cuando entre 1998 y 1999 vivió una lucha armada, al término de la cual el presidente Vieira fue derrocado en un golpe militar y tuvo que refugiarse en Portugal.

Vieira regresó posteriormente al país y ganó las elecciones presidenciales en julio de 2005, con las que recuperó la Jefatura del Estado de un país que fue colonia portuguesa hasta 1974. EFE

st/cho/fpa