Quantcast

Rosa Morató y Leonard Kamon, ganadores, se llevan su peso en vino y queso

Quintanar de la Orden (Toledo), 16 nov (EFE).- El subcampeón del Mundo, Leonard Kamón (Kenia), y la catalana Rosa Morató (Valencia Terra i Mare), lograron el triunfo, y su recompensa en vino y queso, en el XXVIII Cross Internacional Castellano Manchego, disputado hoy en la localidad toledana de Quintanar de la Orden, en la que se han dado cita, en las pruebas absolutas, lo más granado del cross nacional.

El keniano se llevó, además de los 1.000 euros en metálico, 57 kilos y litros de queso y vino, la recompensa 'en especie' tradicional en esta prueba, mientras que la catalana del Valencia Terra i Mare pesaba más (60 kilos), por lo que su recompensa fue idéntica en lo económico, pero ligeramente superior en los productos de esta tierra manchega.

La jornada, espléndida de sol, ayudó a que el espectáculo fuera de lo más brillante, a lo que acompañó una excelente organización y un circuito, aunque algo duro, impecable.

La prueba masculina, en principio, se presentaba bastante igualada, porque por delante se mantuvieron seis corredores: José Rios, Alberto García, Elijah Chelimo, Carlos Castillejos, Rafael Iglesias y Leonard Kamón, con los africanos dejando hacer a los españoles, mientras que por detrás se 'desperdigaban' el resto de los participantes.

Esas fueron las posiciones hasta los 6.000 metros, que fue cuando el grupo de cabeza, ahora con Carlos Castillejo como animador, se quedó reducido a él, los dos kenianos y José Ríos, tendencia que se mantuvo hasta bien ciumplida la última vuelta, en la que Komon dio un tirón que le permitió ponerse claramente por delante cuando enfilaban el estadio de la pista de atletismo, donde estaba la meta.

El subcampeón del mundo, que llegaba de ser segundo en Atapuerca tras Betzabeh, no tuvo problemas para mantener su ventaja hasta el final, entrando en meta con siete segundos de ventaja sobre su compatriota Chelimo.

En categoría femenina, en principio se formó un trío de cabeza con Rosa Morató, Diana Martín y Alexandra Aguilar, seguido por otro, formado por Judith Plá, Cristina Jordán y Marta Domínguez, a muy poco distancia.

Ese orden se alteró a los 4.000 metros, cuando Morató se quedó sola en cabeza, con Alexandra Aguilar a unos metros, y algo más retrasada Diana Martín, mientras que a escasos segundos seguían Plá, Marta Domínguez y Jordán, que no cedían, pero no se acercaban.

Los últimos 2.000 metros fueron una lucha a muerte por el orden clasificatorio tras Morató, que estaba claro que iba a ser la vencedora, y la que pagó el esfuerzo fue Alexandra Aguilar, que en los metros finales pasó del segundo al cuarto puesto, y gracias, porque cinco atletas entraron en cinco segundos.

La más beneficiada, amen del triunfo de Morató, fue Judith Plá, que en una progresión brillante se colocó segunda, sabiendo hacer una lectura positiva de la carrera. EFE

aas/og