Quantcast

Central sindical argentina pide mano dura con empresas para frenar despidos

Buenos Aires, 16 nov (EFE).- La Confederación General del Trabajo (CGT), el mayor y más antiguo sindicato de Argentina, exigió hoy "duras multas" a las empresas que despidan trabajadores en forma injustificada al calor de la crisis financiera mundial.

La CGT, cuya dirección responde al Partido Justicialista (peronista) en el poder, impulsa además una ley que reimplante el sistema de doble indemnización por despido injustificado de trabajadores.

Además de encarecer el costo de los despidos, hace falta que el Ministerio de Trabajo aplique "duras multas" a las empresas, declaró a la emisora local Radio 10, el secretario adjunto del sindicato, Juan Belén.

La solución a la oleada de suspensiones y despidos "no pasa sólo por pedir la doble o triple indemnización para los empleados que sean despedidos por empresas que argumenten haber sido afectadas por la crisis mundial, sino que esas compañías sean sancionadas si toma decisiones sin consultar al Estado", subrayó.

El sindicalista insistió con que las empresas "que toman decisiones unilaterales y no cumplen" con las normativas de "crisis" dictadas por las autoridades laborales "deben ser duramente sancionadas".

El Ministerio de Trabajo, que de momento rechaza la opción de reimplantar la doble indemnización por despidos que rigió entre 2003 y 2007, se comprometió la semana pasada a subsidiar salarios para que las empresas mantengan a sus plantillas de personal.

Se calcula que unos 150.000 trabajadores, la mayoría del sector bancario, automovilístico, la alimentario y de la construcción, han sido cesados, suspendidos o cumplen vacaciones anticipadas a raíz de la caída de la producción por los coletazos de la crisis global.

La CGT está "preocupada" en vista de que se vienen "momentos muy difíciles", subrayó hoy Luján en sintonía con declaraciones similares del líder del sindicato, Hugo Moyano, publicadas por la prensa.

Moyano ha dicho que la mayor central obrera del país "va a proponer" al Parlamento "una ley con efecto retroactivo de manera que aquella empresa que se compruebe que despidió personal sin necesidad de hacerlo tenga el castigo de tener que pagar una doble o triple indemnización".

La semana pasada, grandes columnas de trabajadores de la industria del automóvil marcharon por el centro de Buenos Aires en defensa de sus puestos poco después de que el Gobierno lograra que la multinacional estadounidense General Motors desistiera de despedir a un millar de sus empleados.

El sindicato de mecánicos SMATA afirma que por lo menos 10.000 obreros vieron afectada su fuente laboral desde el inicio de la crisis financiera global, que según las fábricas de automóviles ha reducido sus exportaciones entre el 20 y el 30 por ciento.

La industria del automóvil ha sido uno de los factores del crecimiento a una tasa superior al 8,5 por ciento en promedio anual que muestra Argentina en los últimos cinco años.

La Central de Trabajadores Argentinos (CTA), el otro sindicato de este país, también ha pedido al Gobierno que ponga freno a las suspensiones y despidos. EFE

alm/mlr

Artículo anteriorCancelados 45 vuelos de Alitalia
Artículo siguienteEl Madrid gana enteros