Quantcast

La milicia islamista Al Shabah toma la ciudad portuaria de Barawe

Nairobi, 16 nov (EFE).- La agrupación radical islamista Al Shabab tomó anoche la ciudad portuaria de Barawe, situada a 118 kilómetros al suroeste de Mogadiscio, cuatro días después de alcanzar Merka, localidad estratégica por su salida al mar, informaron medios locales.

Los avances de los insurgentes hicieron que el presidente de Somalia, Abdullahi Yusuf, admitiera ayer en Nairobi, ante sus parlamentarios, que Al Shabab "ya controla gran parte del país".

La milicia islámica, a la que Estados Unidos considera terrorista por sus supuestos vínculos con Al Qaeda, se hizo con el control de Barawe sin violencia, puesto que las tropas gubernamentales abandonaron la ciudad cuando supieron de la llegada de los insurgentes.

Tanto la localidad de Barawe como la de Merka, ciudad tomada el pasado día 12 también sin necesidad de una lucha armada, pertenecen a la región del Bajo Shabelle, que rodea Mogadiscio, lo que parece indicar que Al Shabab intenta cercar la capital de Somalia.

El grupo islamista es el ala militar de la antigua Unión de Tribunales Islámicos (UTI) que gobernó Somalia desde junio hasta finales de diciembre de 2006, cuando fue expulsada por las tropas del Gobierno, respaldadas por el ejército etíope.

Yusuf, que estuvo ayer en Kenia en una reunión con parlamentarios somalíes, admitió que su gobierno ha fracasado y que, por ello, las milicias tienen "la capacidad para alcanzar la capital".

También asumió que los insurgentes islamistas son "más fuertes que nunca" y que la situación se asemeja a la vivida hace dos años, cuando se hicieron con el poder de la capital del país.

Además de avanzar hacia la capital, se dirigen a Baidoa, ciudad que aloja la sede del Parlamento y del Gobierno y donde mueren personas asesinadas cada día, dijo Yusuf.

Estaba previsto que el Gobierno Federal de Transición (GFT) de Yusuf, constituido a finales de 2004, durara hasta agosto de 2009.

Sin embargo, el pasado mes de octubre, durante una reunión regional auspiciada por la Autoridad de Desarrollo Intergubernamental (IGAD, siglas en inglés) en Nairobi, marcó el día 12 de noviembre para la constitución de un nuevo gabinete, tentativa que ha fracasado.

Yusuf se lamentó ayer de no haber logrado un acuerdo con el primer ministro, Nur Hassan Hussein, para renovar el gobierno cuando Al Shabaab avanza hacia Mogadiscio e implanta la ley islámica en las ciudades que toma.

Los asesinatos y atentados se suceden de forma continua en Somalia por los ataques de las milicias desde que en 2006 las tropas etíopes ocuparan el territorio nacional para luchar contra los tribunales islámicos.

El conflicto ha dejado miles de civiles asesinados y millones de desplazados. Sólo en Mogadiscio, se estima que casi la mitad de la población, de dos millones de habitantes, ha huido de la ciudad. EFE

pa/hc/jac