Quantcast

Jovanovic se proclama campeón del mundo tras la lesión del vasco Pedro Felipe

Bilbao, 16 nov (EFE).- El austríaco Sasa Jovanovic, de origen serbio, se proclamó en Bilbao campeón del mundo de kick boxing al límite de los 64 kilos al vencer por "K.O." técnico al vasco Pedro Felipe.

La pelea, presenciada por 2.500 espectadores en el Pabellón de Deportes La Casilla, estaba concertada a 12 asaltos de 2 minutos, pero lo que prometía ser un gran combate se deshizo sin concluir el segundo asalto, ya que se lesionó el retador local.

Pedro Felipe (63,200 kilos), que era líder del encuentro al final del primer asalto, por dominio y golpeo con puños -quedó patente la superioridad del austríaco con sus dos potentes piernas-, se resintió de una lesión en la mano derecha ya padecida en Francia sobre el minuto 30 segundos del asalto siguiente.

Hasta ese momento, Felipe había colocado una buena izquierda en el rostro de Sasa Jovanovic (63,700 kilos), un rival muy musculado que resultó amonestado en el primer asalto por el árbitro holandés Joop Ubeda y que siempre que buscó el cuerpo a cuerpo encontró la veloz reacción del vizcaíno, a su vez, inferior en la esgrima de piernas.

Con la decepción dibujaba en el rostro del competidor local e igualmente planeando en el graderío, se hizo entrega a Jovanovic del cinturón acreditativo del título mundial.

El campeonato de España de kick boxing femenino al límite de los 54 kilos se lo adjudicó con el mérito de los puntos la catalana Maribel de Sousa, que fue derribada en el primer asalto y recibió cuenta de protección en el segundo.

Después de lanzar un gancho Ana Isabel Alonso en el tercero, la vizcaína de Portugalete fue perdiendo iniciativa y terreno en la pelea para, finalmente, verse claramente dominada.

Hubo dos peleas más de rango internacional, la de "muay thai", liquidada a favor del grancanario Carlos 'La Loba' Cabrera de forma antirreglamentaria, pues castigó al armenio Demir Sevket estando éste sobre la lona.

El árbitro Carlos Fernández no sólo no amonestó a Cabrera, sino que, a continuación, le dio la victoria por "K.O." en el segundo asalto al no recuperarse Sevket. Un veredicto bochornoso tras una pelea hasta entonces vibrante y con alternativas en el mando.

Según las reglas K-1, el cántabro Abraham 'Demonio' Roqueñi, cuatro veces campeón del mundo, hizo abandonar al italiano Saro Presti en el tercer asalto, después que el de Torrelavega marcara su territorio con ambas piernas y golpeara duro con sus puños ante un rival muy bravo y peligroso.

En el resto de los combates, Gorka de Jesus (Basauri) perdió por puntos ante Juanpa 'Coyote' Domínguez (Getxo) y por idéntico veredicto ganó Gontzal Fernández (Portugalete) a Jon Batis (Amorebieta) y 'Maguli' Alarcón (Barcelona) a Iván Rojo (Getxo).

Asimismo, Goyo Domínguez (Santa Cruz de Tenerife) forzó el abandono de Sergio Sánchez (Vitoria) en el cuarto asalto y 'Niño Foca' Martínez (Barcelona) llevó al abandono al también catalán Antonio Raya en el segundo asalto. EFE

mb