Quantcast

Saura promete para 2009 un estudio con propuestas para reinserción de heridos

Barcelona, 16 nov (EFE).- El conseller de Interior, Joan Saura, ha anunciado hoy que su departamento elaborará durante el primer semestre del próximo año un estudio sobre la situación de las víctimas graves de accidentes de tráfico para impulsar medidas concretas que contribuyan a su reinserción social y laboral.

El conseller ha efectuado este anuncio durante un acto celebrado en Barcelona con motivo del Día Mundial de las Víctimas de Accidentes de Tráfico, que a instancias de la ONU se conmemora el tercer domingo de cada mes de noviembre.

Desde el año 2000, un total de 251.476 personas han sido víctimas de accidente de tráfico en Cataluña, de las que 5.661 han fallecido y 29.388 han sufrido lesiones graves.

El conseller ha admitido que hasta ahora había un cierto "desequilibrio" en la función de la administración, que se centraba más en la prevención de la siniestralidad, con campañas de concienciación y la mejora de las carreteras, que en la atención a las víctimas.

Este trabajo permitirá, según Saura, que la Generalitat disponga de un perfil detallado de las personas que han sido víctimas de estos accidentes graves de tráfico para poder hacer propuestas, tanto técnicas -para mejorar los vehículos de transporte-, como sociales y laborales, "que les hagan más fácil su reincorporación a las diferentes vertientes de la vida cotidiana".

En el acto también ha intervenido Rosa Sanvicens, presidenta de la Asociación Catalana de Afectados de Traumatismo Craneoencefálico y Daño Cerebral Sobrevenido (TRACE), que precisamente ha pedido a las administraciones ayudas para lograr la reintegración social de las víctimas de accidentes de tráfico.

"Después de un accidente grave, es muy difícil tener calidad de vida, apuesten por nosotros", ha pedido, de forma emotiva.

En este sentido, ha lamentado que las víctimas se sienten como un "punto negro" social, económico y laboral. "De la misma forma que los gobiernos mejoran las carreteras, tendrían que mejorar también el peor punto negro: vivir con las secuelas", ha enfatizado.

Sanvicens ha detallado entonces que la peor secuela que sufren las víctimas graves de accidentes de tráfico es que "siempre nos comparamos con la persona que éramos antes del accidente y no aceptamos nuestra nueva realidad". EFE.

jf/pz.