Quantcast

Hu Jintao emprende gira por Latinoamérica antes de asistir a la cumbre APEC

Paloma Caballero

Pekín, 16 nov (EFE).- El presidente de China, Hu Jintao, emprende oficialmente mañana en Costa Rica una gira por América Latina, que le llevará también a Cuba y Perú, antes de asistir a la cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC) en Lima del 21 al 23 de noviembre, y que tendrá un marcado carácter comercial.

Con una delegación de casi 500 personas entre ministros, altos cargos, empresarios y casi un centenar de periodistas, Hu iniciará la gira tras asistir a la cumbre del G-20 de Washington, donde destacó la contribución de su país a la estabilidad mundial con su reforma, apertura de mercado e impulso al crecimiento sostenible.

Durante la misma, Hu tratará de impulsar las relaciones económicas China-América Latina, cuyos intercambios en 2007 ascendieron a 102.570 millones de dólares, según la CEPAL, un objetivo marcado para 2010.

"Desde 2004, las relaciones, particularmente las económicas, se desarrollaron rápidamente. La crisis financiera es una oportunidad para cooperar", dijo a la agencia china Xinhua el vicepresidente de la Asociación para Estudios de Latinoamérica, Jiang Shixue.

Hu pisa hoy por primera vez Centroamérica en Costa Rica, donde mañana comenzará su primera visita desde que en 2007 fuera el primer país del istmo en romper sus relaciones diplomáticas con Taiwán.

Primer exportador del mundo, China comenzará negociaciones para establecer un Tratado de Libre Comercio con Costa Rica.

El ministro de Comercio Exterior costarricense, Marco Vinicio Ruiz, expresó su confianza en que dichas negociaciones concluyan al fin de la legislatura y que la próxima Asamblea Nacional ratifique el Tratado.

Las exportaciones costarricenses a China sumaron en 2007 unos 848 millones de dólares y las importaciones 763 millones de dólares, pero San José considera privilegiada su posición para la inversión china que exporte al Caribe, México, EEUU y Canadá.

Tras Costa Rica, el presidente Hu visitará entre el 18 y 19 de noviembre Cuba, donde si la salud de Fidel Castro lo permite se producirá el encuentro, durante el que reafirmará una alianza de décadas.

La inclusión de Cuba en la segunda gira de Hu por la región muestra la especial relación existente entre ambos países pues el presidente chino ya visitó la isla en 2004 cuando asistió a la cumbre del APEC de Chile.

Su antecesor, el presidente Jiang Zemín también visitó Cuba en dos ocasiones.

"La visita es la expresión del excelente momento de unas relaciones que se amplían cada vez más en un período de impulso decisivo con diálogo de alto nivel político cada vez más fuerte", manifestó a Efe el embajador de Cuba en China, Carlos Miguel Pereira.

Segundo socio comercial de China (por 2.600 millones de dólares) tras Venezuela, "no hay sector económico sin relaciones y más de un centenar de empresas tienen contratos de suministro a la isla".

Cuba, que vende a China fundamentalmente níquel, busca equilibrar su balanza bilateral con la colaboración en servicios médicos y educación, como los hospitales oftalmológicos creados desde 2004 en el centro y oeste del país, y negocia establecerlos en once provincias.

"Unos 120.000 pacientes fueron atendidos en 27 especialidades en empresas mixtas que no buscan beneficio económico sino un modelo de apoyo como la formación intensiva en Cuba de más de 5.000 jóvenes chinos hasta 2010. Medicina y Educación, sectores clave en nuestra cooperación", añadió el embajador Pereira.

A partir del 19 de noviembre Hu efectuará a Lima "una visita histórica que permitirá estrechar aún más las excelentes relaciones políticas, económicas, comerciales, de inversión y culturales", dijo a Efe el embajador de Perú en China, Jesus Wu.

"La realidad sobrepasó expectativas con más de 6.000 millones de dólares de intercambios. China puede ser el primer socio comercial. en 2009", afirmó Wu, para destacar que en los próximos tres años, las inversiones chinas pueden superar 6.000 millones de dólares en minería, infraestructuras y servicios.

Durante el viaje a China de Alan García en marzo, se fijó como objetivo comercial para 2015 los 15.000 millones de dólares, a lo que contribuiría un Tratado de Libre Comercio cuya conclusión de negociaciones puede anunciarse en Lima.

"La relación estratégica tendrá su punto de soporte en el tratado, complementado con la profundización de relaciones sobre la base del beneficio mutuo y la ganancia compartida", concluyó Wu.

En vísperas del viaje del presidente Hu a la región, Pekín publicó su primer Libro Blanco sobre América Latina y en él fijó pautas para una región de "abundantes recursos, buena base para el crecimiento económico y social, y tremendo potencial de desarrollo". EFE

pc/msr