Quantcast

Moraleda: discusión no es si cambio climático existe o no, sino quien lo paga

Madrid, 16 nov (EFE).- "El debate sobre el cambio climático no gira en torno a si existe o no, sino a quién paga la factura. Esa es la verdadera discusión política".

Así lo ha asegurado el portavoz del PSOE en la Comisión Mixta no permanente para el Estudio del Cambio Climático, Fernando Moraleda, quien cree que el debate no es malo, especialmente cuando procede de expertos que sustentan sus opiniones en argumentos científicos y cuando se hace "con rigor" y "en pos del interés general".

El error viene cuando el político quiere sustituir al científico y, como el presidente José María Aznar, niega el calentamiento global y ridiculiza el trabajo de miles de científicos de la ONU, "por soberbia" o por tratarse de un organismo internacional "al que tiene alergia natural", ironiza.

Moraleda asegura que la corriente de los que como Aznar niegan el cambio climático es "radicalmente minoritaria" porque aunque tenga detractores que nieguen su existencia por intereses económicos, es una verdad "incontrovertible".

La actual crisis financiera mundial, añade, también está siendo utilizada por los que "movidos por intereses económicos o porque simplemente no creen en el cambio climático" pretenden retroceder en los compromisos suscritos en el Protocolo de Kioto.

Frente a esta postura, Moraleda sostiene que la crisis debe ser una oportunidad para "luchar más activamente que nunca" por el medio ambiente y diseñar modelos de crecimiento sostenibles que eleven el nivel de bienestar de los ciudadanos pero respetando el entorno porque "ese es el reto de la sociedad contemporánea", subraya.

Por ello, Moraleda valora especialmente la mentalidad de los jóvenes y los niños "que nos están mostrando el camino" y del movimiento ecologista -"los nuevos bolcheviques como desgraciadamente se les está llamando", lamenta Moraleda-, que han tenido "el enorme valor de anticipar los problemas para que los políticos los introduzcamos en la agenda política".

En su opinión, la lucha contra el cambio climático reclama creatividad e innovación porque no se trata de crecer menos, sino de hacer que el crecimiento sea sostenible para dar a los ciudadanos el nivel de bienestar que demandan y hacerlo sin dañar al planeta.

Por eso, advierte, "aunque contaminen más que nadie y más que nunca", Europa y los Estados Unidos no pueden pedir a las economías emergentes como China o la India que reduzcan su crecimiento o su consumo energético porque "la factura de la lucha contra el cambio climático no puede ser igual" entre los que llevan décadas contaminando y los que empiezan a hacerlo ahora.

Los Estados Unidos y Europa "tenemos que contribuir más" porque eso será probablemente "lo único que nos dé autoridad moral para decirle a los que quieren desarrollarse que tienen que hacerlo con unas normas compatibles con el desarrollo del planeta".

En cuanto a España, el portavoz socialista en la Comisión Mixta para el Estudio del Cambio Climático cree los políticos deben ser innovadores y ambiciosos y hacer propuestas que contribuyan a cambiar el modelo productivo español.

Por ello, el PSOE propondrá que la lucha contra el cambio climático se traslade al tejido empresarial a través de la negociación colectiva y que llegue a los niños en un módulo específico en la asignatura Educación para la Ciudadanía.

Por su parte, las aseguradoras y entidades financieras también deben involucrarse en la lucha contra el cambio climático, beneficiando o penalizando a las empresas según su grado de implicación porque "sin ello no será posible cambiar el modelo de crecimiento". EFE

ecg/pz