Quantcast

Van den Bergh puso al Red Bulls en la gran final y Osorio cumple sueño

Salt Lake City (EEUU), 15 nov (EFE).- El gran sueño del entrenador colombiano Juan Carlos Osorio, estar en la gran final de la MLS, se vio cumplido después de que su equipo, el Red Bulls de Nueva York, ganó por 1-0 al Real Salt Lake en el partido por el título de la Conferencia Oeste.

La victoria llegó gracias al solitario gol que consiguió el centrocampista holandés Dave van den Bergh cuando se cumplía el minuto 28 de la primera parte, al completar una jugada que él mismo inició en el medio campo.

Van den Bergh le dio un pase al extremo izquierdo John Wolyniec para que superase a su marcador, el defensa colombiano Jamison Olave, penetrase en el área y cruzase el balón que llegó a tocar el portero del Real Salt Lake, Nick Rimando, pero no lo suficiente para despejarlo y el centrocampista holandés que siguió la jugada remató a placer el gol que culminó su carrera "mágica" a la gran final.

El Red Bulls, que nunca había llegado a la gran final de la MLS, tendrán como rival el próximo 23 de noviembre, en el Home Depot Center, de Carson (California), al Crew de Columbus, que también debutará en el partido por el título de campeones de liga.

De nuevo, la estrategia de Osorio fue perfecta con una gran zona de contención en el centro de campo, excelente orden en la defensa y aprovechamiento al máximo en el contraataque, donde la acción de Van den Bergh iba a ser decisiva.

Osorio, esta vez no sorprendió con su alineación, ya que sólo introdujo un cambio con relación al equipo titular, el undécimo diferente en lo que va de temporada, que jugó frente al Dynamo de Houston en el partido de vuelta de las semifinales de la Conferencia Oeste.

Metió al hispano Carlos Mendes en el centro de la defensa por Andrew Boyens, que se lesionó en la segunda parte del partido contra el Dynamo, al sufrir la fractura del antebrazo.

"Ha sido el gran triunfo que nos compensa de los sacrificios, problemas y malos momentos que tuvimos que pasar durante toda la temporada", declaró Osorio. "El equipo como hizo ante el Dynamo de Houston mostró ilusión, entrega y sobre todo una actitud ganador encomiable".

Osorio, que llegó al comienzo de temporada al Red Bulls para desarrollar un proyecto deportivo a largo plazo, dijo que estar por primera vez en la final había acortado el tiempo que se dieron para luchar por el título de liga.

"Ya habíamos conseguido con mucho esfuerzo los objetivos a corto y mediano plazo, el largo era la gran final y ahora estamos en ella", destacó Osorio, que el año pasado no pudo llegar a la final con el Fire de Chicago al quedar eliminado en el partido por el título de la Conferencia Este. "Todo el equipo hizo un partido serio y con clase de ganadores".

De nuevo la conexión latina estuvo presente y aunque esta vez el goleador colombiano Juan Pablo Ángel no marcó sí fue siempre una pesadilla para la defensa del Real Salt Lake, que llegó por primera vez a la final de la Conferencia Oeste.

El centrocampista venezolano Jorge Rojas, que entró en el minuto 23 de la primera parte por Sinisa Ubiparipovic, estuvo incansable en su labor de contención y ayuda al trabajo de equipo, siendo una de las cartas que tuvo guardadas Osorio para el partido.

Mientras que el defensa mexicano Diego Jiménez fue una auténtica muralla atrás y el portero novato Danny Cepero volvió a dejar en blanco su marca para hacer historia en el equipo al ser el primero en conseguirlo.

Cepero estuvo seguro y espectacular en varios remates de los jugadores del Real Salt Lake, que hicieron 24 tiros a puerta y siete fueron parados por el portero, de madre mexicana y padre cubano.

Otro jugador latinoamericano que Osorio sacó al campo fue al centrocampista argentino Juan Pietravallo, que salió en el minuto 83 para asegurar la victoria con su buen toque y control de balón, evitando que el Real Salt Lake pudiese conseguir el gol del empate.

El Real Salt Lake con el centrocampista argentino Javier Morales, de líder, intentó la remontada y tuvo varias oportunidades claras en los minutos finales, pero la figura de Cepero se creció y al final, como sucedió ante el Dynamo, se iba a convertir en otro de los héroes del triunfo histórico para el Red Bulls. EFE

mr/mbj/pg