Quantcast

Cristina Fernández: "estamos ante el fin de un ciclo político e histórico"

Washington, 15 nov (EFE).- La presidenta de Argentina, Cristina Fernández, consideró hoy que la crisis financiera mundial no es sólo una crisis económica sino que marca el fin de un ciclo histórico y político.

En declaraciones a la prensa tras la Cumbre del G-20 celebrada en Washington, señaló que Argentina ha subrayado en este foro la necesidad de establecer una nueva regulación internacional y reformar los organismos multilaterales de crédito.

La presidenta argentina subrayó que el desarrollo del capitalismo ha generado la aparición de nuevos actores, como las corporaciones financieras que, según dijo, "muchas veces tienen más poder que los propios estados".

Cristina Fernández dijo que esas corporaciones "toman decisiones que afectan no sólo a la estabilidad financiera de una economía, sino a la calidad de vida de las sociedades", por lo que insistió en la necesidad de su reglamentación.

"La misma voluntad que se ha puesto para reglamentar el manejo de los capitales en materia de narcotráfico y terrorismo, se debe poner también en cuanto a los fondos que se desplazan de un país a otro, provocando desestabilizaciones económicas y financieras", dijo.

A juicio de la presidenta argentina se ha pasado "del estatismo excesivo" antes de la caída del Muro de Berlín, "a una suerte de liberación de los mercados que ha terminado siendo muy perniciosa".

Por eso, opinó que esta crisis marcará un antes y un después en el panorama internacional. "No estamos ante una crisis de carácter financiero, sino ante el fin de un ciclo político e histórico que había hecho eje en la autorregulación de los mercados y la desaparición del estado", aseguró.

También consideró que hay que ir más allá de la crisis global y prestar una atención especial "a la economía real" y que ahora la clave está en mantener la estabilidad y el empleo de los ciudadanos, para conseguir tener una demanda y un consumo sostenible.

La presidenta argentina indicó que los países del G-20 reconocieron que el crecimiento de la última década ha sido sostenido gracias a los países emergentes y destacó que "precisamente el disparador de la crisis y la falta de confianza se ha generado en la primera economía del mundo".

Lamentó que algunas de las políticas puestas en marcha por el ex presidente de la Reserva Federal estadounidense (FED) Alan Greenspan, "elevado por todos casi como un dios", dijo, hayan tenido un efecto en esta crisis.

La presidenta de Argentina acudió a la reunuión del G-20 acompañada por el ministro de Economía, Carlos Fernández y el canciller Jorge Taiana.

Antes de que comenzara oficialmente la Cumbre, Kirchner mantuvo varios encuentros bilaterales el viernes, entre otros, con el Primer Ministro de Australia, Kevin Rudd, el presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva y la ex secretaria de Estado, Madeleine Albright, enviada especial a la Cumbre en representación del presidente electo, Barack Obama. EFE

elv/mla/va

-foto-