Quantcast

ONU insiste en que el proceso del G20 debe ser multilateral

Naciones Unidas, 15 nov (EFE).- El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, insistió hoy en la necesidad de que el proceso de reformas del sistema financiero sea multilateral y en él participen todos los países.

En una declaración distribuida hoy en Naciones Unidas, Ban subrayó "la importancia de que haya un multilateralismo incluyente que asegure que todos los países que no están representados en esta cumbre (del G-20) participen en el futuro de la gobernanza económica internacional".

En Washington, los mandatarios del G-20, más España y Holanda, se comprometieron hoy a una reforma de los mercados financieros para dotarles de mayor transparencia y regulación.

También acordaron reunirse de nuevo antes del 30 de abril, y aunque todavía no han determinado el lugar, Francia propuso que sea Londres porque Reino Unido tendrá la presidencia de turno de ese grupo de los Veinte, integrado por países desarrollados y emergentes.

Los líderes del G20 acordaron trabajar juntos para restaurar el crecimiento mundial y conseguir las reformas que necesita el sistema financiero, algo que debe estar delineado antes del 31 de marzo.

Ban, que también participó en las reuniones celebradas en la capital estadounidense, subrayó la importancia de que haya una coordinación internacional de las diferentes iniciativas de estímulo económico.

Asimismo abogó por la puesta en marcha de "una nueva regulación de los mercados que evite crisis futuras y una gobernanza económica más incluyente", además de subrayar que se "tiene que evitar el proteccionismo comercial y en materia de inversiones".

El responsable de Naciones Unidas ha abogado desde un principio, cuando se decidió celebrar una reunión de líderes para comenzar el proceso de reformas del sistema financiero, en favor de que se realizara en el ámbito multilateral y con presencia de todos los países que lo integran.

De la declaración final del G-20, Ban destaca en su comunicado como elementos positivos los relativos a la cooperación y multilateralismo, así como al mantenimiento de los compromisos sobre los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) para 2015.

Una de las preocupaciones de Ban desde que la crisis financiera contagió a la economía real ha sido que las ayudas comprometidas por los países ricos en favor del mundo en desarrollo no se vieran afectadas, y las naciones más pobres no fueran víctimas colaterales de la crisis.

Ban subrayó, además, "la necesidad de que haya una coordinación internacional de las iniciativas de estímulo (económico) y la importancia de que se mantengan los compromisos de ayuda para evitar la desaceleración económica global, que afectara a la seguridad global, la estabilidad y el bienestar de los más pobres".

También se refirió a la necesidad de abordar otros elemenos de crítica importancia como los relativos a la seguridad energética y al cambio climático, la seguridad alimentaria y la lucha contra el terrorismo, la pobreza y las enfermedades.

Señaló que ésta es una oportunidad "para promocionar el desarrollo económico ecológico como parte de esas iniciativas de estímulo". EFE

emm/va