Quantcast

Correa dice que no dejará impune el asesinato de un ecuatoriano en EEUU

Quito, 15 nov (EFE).- El presidente de Ecuador, Rafael Correa, aseguró hoy que no permitirá que quede en la impunidad el asesinato de su compatriota emigrante Marcelo Oswaldo Lucero, quien fue víctima de un crimen racial el pasado fin de semana en Nueva York.

"No dejaremos que este caso quede en la impunidad", dijo Correa en su informe semanal de labores al condenar acciones racistas y xenofóbicas.

Para Correa, el caso de Lucero "es gravísimo" pues "se asesinó a puñaladas a un ecuatoriano porque unos desquiciados, semi adolescentes, salieron a la caza de hispanos como que si fueran animales".

El jefe de Estado ecuatoriano dijo que se está elevando la "más firme voz de protesta" y se están haciendo "todas las diligencias legales para que este crimen no quede en la impunidad, llamando a la conciencia mundial, que ha respondido favorablemente a este escándalo, y apoyando a la familia Lucero".

Lucero, de 38 años, murió el pasado sábado cerca de la estación de tren de la localidad neoyorquina de Patchogue tras ser apuñalado por un grupo de siete jóvenes, todos menores, que habían salido "a buscar mexicanos" para golpearlos, según dijeron posteriormente a la Policía.

Los siete jóvenes, que serán juzgados como adultos, son acusados de ataque de pandilla por odio racial o étnico y uno de ellos, Christopher Overton, de 16 años, enfrenta además el cargo de homicidio por haber sido quien presuntamente apuñaló a Lucero, cuyo cadáver será enviado la próxima semana a Ecuador.

De ser declarados culpables de homicidio involuntario en primer grado, se enfrentan a una pena de 25 años de prisión.

El pasado martes, la Secretaría Nacional del Migrante de Ecuador (Senami) "condenó" la muerte del ecuatoriano y calificó el suceso como un "acto de odio racial".

La Senami, además, puso a disposición de la familia dos abogados ecuatorianos para que se hagan cargo, si los parientes lo desean, de una posible demanda contra la pandilla. EFE

sm/pdp