Quantcast

Vonn también gana en eslalon y presenta candidatura a revalidar el título

Madrid, 15 nov (EFE).- La estadounidense Lindsey Vonn, ganadora de la pasada Copa del Mundo de esquí alpino, presentó hoy, sábado, su candidatura a revalidar el título, al ganar el primer eslalon de su carrera en esa competición en la estación finlandesa de Levi.

Vonn, nacida hace 24 años en St.Paul (Minnesota. EEUU), era hasta hoy una consumada especialista en las disciplinas de velocidad y su mejor puesto en un eslalon era un cuarto, hace dos años, asimismo en Levi, donde ganó tras marcar el mejor crono en ambas mangas: dejando a 22 centésimas a la austriaca Nicole Hosp -cuarta al final-, en la primera; y a dos centésimas, a pesar de un grave error, a la sueca Maria Pietilae-Holmner -segunda- en la bajada decisiva.

Con la de hoy, la bella esquiadora de Rossignol, considerada por muchos la "Sharapova" del esquí alpino y que de soltera competía como Lindsey C. Kildow, ha logrado la decimocuarta victoria de su carrera en Copa del Mundo, después de sus diez triunfos en descenso, dos en supergigante y uno en combinada.

Vonn -que el año pasado repitió, junto a Bode Miller, la proeza que 25 años antes habían logrado Phil Mahre y Tamara McKinney, firmantes del primer 'doblete' estadounidense en las generales de la Copa del Mundo- se convirtió, con esta victoria, en la primera esquiadora de su país en ganar carreras en cuatro disciplinas.

Sólo le falta un triunfo en gigante para cerrar el círculo y poder presumir de haber resultado victoriosa en todas las modalidades del esquí alpino.

Tras ganar en Levi, encabeza, lógicamente, la clasificación de la Copa de eslalon, pero, al aprovecharse de la salida de pista -en la segunda manga- de la austriaca Kathrin Zettel, primera en el gigante inaugural de Soelden (Austria), Vonn lidera la general, con 129 puntos, nueve más que la finesa Tanja Poutiainen y que la citada Pietilae-Holmner.

Zettel, que iba quinta en la primera manga, se salió en la segunda y Hosp, que era segunda acabó cuarta. A Vonn la acompañaron en el podio Pietilae-Holmner y la alemana Maria Riesch, que fue tercera.

De tal forma, por primera vez en casi tres años, Austria -que había ganado quince de las últimas 18 carreras de esta disciplina, doce de ellas gracias a la lesionada Marlies Schild- no ocupó puesto de podio en un eslalon de la Copa del Mundo femenina de esquí alpino. EFE

arh