Quantcast

Leverkusen y Hoffenheim no fallan y el Bayern no pasa de un empate

Berlín, 15 nov (EFE).- El líder del torneo alemán, el Bayer Leverkusen, y su más inmediato perseguidor, el Hoffenheim ganaron hoy sus partidos ante el Schalke y el Wolfsburgo respectivamente mientras que el tercero en discordia, el Bayern de Múnich, no pasó de un empate a domicilio ante el Borussia Monchengladbach.

El Leverkusen volvió a tener hoy en su dupla goleadora, formada por Patrick Helmes y Stephan Kiessling, su garantía de triunfo. Kiessling abrió el marcador en el minuto 30, aprovechando un buen centro del brasileño Renato Augusto, y Helmes aumentó la cuenta en el 41 con un remate desde el centro del área.

En el segundo tiempo, sin embargo, las cosas se complicaron las cosas un poco para el líder. Primero, el Leverkusen perdió a su lateral derecho Gonzalo Castro que fue expulsado por acumulación de amarillas tras cometer una falta contra Jermaine Jones.

Los últimos cinco minutos, después de que el Schalke descontase con un gol de cabeza de Kevin Kuranyi, fueron de sufrimiento para el Leverkusen, que se vio contra la pared y tuvo que limitarse a una batalla defensiva de la que a la postre salió airoso.

El Hoffenheim, por su parte, encontró en el Wolfsburgo un rival difícil, que durante parte del compromiso logró neutralizar sus combinaciones ofensivas y que, además, supo reaccionar cuando se vio por debajo en el marcador.

Tras el 1-0 para el Hoffenheim, marcado por Vedad Ibisevic, el Wolfsburgo necesitó apenas cinco minutos para empatar por intermedio de Grafite. Y cuando llegó el 2-1 -un gran gol de falta de Carlos Eduardo en el 38- sólo hicieron falta 3 minutos para el empate parcial, conseguido por Dzecko.

No obstante, el Hoffenheim siguió insistiendo y Chinedu Obasi logró en el minuto 70 el gol de una victoria que es clave pues muestra que el equipo de Ralf Rangnick asimiló bien la pérdida del liderato la semana pasada a manos del Bayer Leverkusen.

Tanto el Leverkusen como el Hoffenheim mostraron además que no les impresionaba mucho el que el Bayern, que estaba sólo un punto por debajo, estuviese respirándoles en la nuca.

Por el contrario, fue el Bayern el que pareció sentirse presionado por estar tan cerca del liderato tras seis victorias consecutivas que habían hecho olvidar en parte el mal comienzo de temporada.

Hoy el Bayern no lució, pese a lo cual durante buena parte del compromiso parecía que la conquista de los tres puntos iba a ser apenas una cuestión de trámite.

Los bávaros se fueron en ventaja en el minuto 21 con gol de Luca Toni, tras una jugada de Philipp Lahm dentro del área. Y luego, en el minuto 65, una jugada aislada de Franck Ribery condujo a un penalti que el propio francés se encargó de transformar en el 2-0 para el Bayern.

Sin embargo, tras el segundo gol los dirigidos por Jürgen Klinsmann parecieron dar por terminado el partido lo que a la postre fue castigado. Las únicas dos veces que el Borussia Mönchengladbach disparó a puerta, el balón terminó dentro de la portería de Michael Rensig.

La primera vez fue en un saque de esquina, que terminó en gol de cabeza de Rob Friend en el minuto 79. Y dos minutos después, una jugada iniciada por Marko Marín terminó en el empate conseguido, también de cabeza, por Michel Bradley.

Pese al empate, el Bayern sigue tercero -gracias a la derrota del Hamburgo por 2-1 ante el Hertha- aunque ahora la diferencia que lo separa del Leverkusen y del Hoffenheim es de tres puntos.

El Hertha, por su parte, con su victoria ante el Hamburgo, ascendió a la cuarta posición, un punto por debajo del Bayern.

La goleada de la jornada la consiguió hoy el Borussia Dortmund que derrotó en casa por 4-0 al Eintracht Frankfurt.EFE

rz