Quantcast

El Fuenlabrada acude al feudo de Estudiantes, un rival directo

Fuenlabrada (Madrid), 15 nov (EFE).- El Alta Gestión Fuenlabrada afronta mañana un partido de los considerados de su liga particular, el MMT Estudiantes, un rival directo por la permanencia, conclusión obtenida en el entorno del club fuenlabreño tras el titubeante inicio de competición de los colegiales.

La victoria del equipo del sur de Madrid en el pasado ejercicio ante el mismo rival y en el mismo escenario en el que se medirán mañana dejó a los estudiantes más hundidos que tocados, aunque su perseverancia y fe ciega en el logro de su objetivo los mantuviera un año más en el sitio del que nunca han salido: la máxima categoría del baloncesto español.

Empero, no suele ser propicio el nómada feudo estudiantil para el Fuenlabrada: tras 10 partidos disputados sólo han logrado dos triunfos a domicilio.

Los polémicos antecedentes en duelos directos anteriores, la pasión con la que ambas aficiones han avivado la historia de este pequeño clásico y la rivalidad que se ha generado por un cúmulo de circunstancias hacen de los Estudiantes-Fuenlabrada una cita esperada en el calendario de la Liga ACB.

Esta campaña en Fuenlabrada, además, se añade el aliciente de ver en el banquillo adversario al entrenador que, con un notable trabajo de cuatro años, devolvió y consolidó al Fuenla en la segunda mejor liga del mundo: Luis Casimiro, actual inquilino del banquillo del Estu. Todavía extrañará más ver al ahora jugador del MMT Estudiantes, el pívot estadounidense Tom Wideman, con una camiseta distinta a la del Fuenlabrada, no en vano aún perdura su brillante paso por sus filas el mismo periodo de tiempo que su ahora, y antes, entrenador.

Luis Guil, técnico del Fuenlabrada y debutante en estas lides, considera al Estudiantes un equipo compensado, homogéneo y capaz de variar el sesgo de los partidos en base a la amplitud de su plantilla. La victoria de los suyos pasa en buena parte, según él, por que el partido se dispute a un ritmo alto.

"Nos encontramos ante un equipo bastante compensado, con dos buenos jugadores por puesto y una mezcla muy inteligente de veteranía y juventud. Es una plantilla larga, capaz de encontrar soluciones en el banquillo. Si el tanteo se va por encima de los 80 puntos tendremos más opciones de ganar, porque si los guarismos son menores significará que se está jugando al ritmo que les conviene", explicó.

Por su parte, el escolta asturiano Saúl Blanco, máximo anotador y jugador más valorado de su equipo en el último partido liguero, considera que se trata de un partido bisagra, ésos que pueden marcar el devenir de una temporada: "Es un partido que puede darnos una referencia de hacia donde debemos mirar. Si ganamos, tendremos muy cerca de los de arriba, si perdemos se acercaran los de abajo", sentenció. EFE

efs/nam