Quantcast

Problemas en acreditaciones obligan a EEUU a disculparse ante los medios

Washington, 14 nov (EFE).- La avalancha de medios de comunicación nacionales e internacionales que han viajado a Washington para informar de la cumbre financiera del G20 ha originado retrasos en la tramitación de acreditaciones que ha obligado a EEUU a disculparse.

En un comunicado, el Departamento de Estado explica que "debido al gran interés y el enorme número de solicitudes" por parte de la prensa para obtener las acreditaciones necesarias para cubrir la cumbre, el "Servicio Secreto de EEUU está experimentando retrasos en la tramitación".

El Gobierno de EEUU se ha visto obligado emitir este comunicado ante las múltiples quejas que ha recibido de periodistas y fotógrafos que, a pocas horas del comienzo oficial de la cumbre, con la cena de los líderes en la Casa Blanca, aún no cuentan con sus pases obligatorios para poder acceder a las zonas restringidas.

Una fuente del Centro para la Prensa Extranjera, que entrega las acreditaciones a los medios de comunicación, dijo a Efe que ha recibido "cientos de quejas" de periodistas y fotógrafos.

Para la cumbre hay acreditados más de mil periodistas, de acuerdo con esta fuente, que subrayó que la Casa Blanca "está trabajando con la mayor diligencia posible" para acelerar el proceso.

En el comunicado, el Departamento de Estado indicó que "aprecia" la paciencia de los medios de comunicación por el retraso burocrático causado y pidió que "aguanten por favor" mientras el personal de la Casa Blanca "trabaja para tramitar todas las acreditaciones" a tiempo.

"Lamentamos seriamente el retraso", reiteró el Gobierno de EEUU.

Paradójicamente, el Departamento de Estado indicó que los medios de comunicación no podrán recoger sus acreditaciones el sábado, día de las sesiones plenarias de la Cumbre.

El Centro para la Prensa Extranjera señaló que las acreditaciones que no han podido ser entregadas podrán ser recogidas, con toda seguridad, en el Departamento de Estado, donde se ha instalado buena parte de la prensa nacional e internacional. EFE

cae/mla/mmg