Quantcast

El club espera recibir las llaves del nuevo estadio el 9 de enero de 2009

Barcelona, 11 nov (EFE).- El presidente del Espanyol, Daniel Sánchez Llibre, ha desvelado hoy que el club blanquiazul espera recibir las llaves del nuevo estadio de Cornellà-El Prat el próximo 9 de enero de 2009.

En la Junta General de Accionistas celebrada en el 'Palau de Congressos de Catalunya', Sánchez Llibre ha informado de que el estadio está prácticamente "hecho". Los accionistas pudieron comprobar la evolución de las obras con un emotivo vídeo.

El consejero responsable del área de patrimonio, José Luis Perelló, ha explicado, asimismo, que el campo estará plenamente operativo a finales del mes de marzo aunque no ha querido pronunciarse sobre cuándo se producirá el traslado a Cornellà-El Prat.

"Hay una fase entre diciembre y marzo que está fuera de nuestro control. Entre la entrega del estadio y hasta que se pueda jugar un partido oficial hay una serie de actuaciones que no dependen de nosotros", ha aclarado.

En este sentido, ha explicado que existen una serie de cuestiones administrativas y de acabado que no pueden completarse hasta que la constructora Fomento de Construcciones y Contratas (FCC) entregue el estadio. "A finales de marzo el estadio estará operativo y con todas las medidas para jugar a fútbol", añadió.

Perelló también ha aclarado que tanto la urbanización como los accesos y las plazas de aparcamientos no estarán finalizadas cuando el equipo se traslade. En cualquier caso, ha declarado que espera que esto no impida la asistencia de los aficionados.

En lo referente a la ciudad deportiva de Sant Adrià del Besós, la memoria refleja que estos terrenos presentan unas plusvalías latentes sobre las que el consejo de administración dispone de estudios y valoraciones que se cifran en los 32 millones de euros.

En este sentido, el directivo ha informado que se han recalificado parcialmente los terrenos de la ciudad deportiva, lo que da al club una edificabilidad de 22.000 metros cuadros. El Espanyol se hará cargo de "las cargas urbanísticas de este plan" y permanecerá un mínimo de 40 años más en la ciudad deportiva. EFE

kcl/asf/mlm.