Quantcast

Moratinos dice que España no ha imputado como ayuda al desarrollo la cúpula

Madrid, 11 nov (EFE).- España ha empleado 500.000 euros de Fondos de Ayuda al Desarrollo (FAD) en la reforma de la sala de la ONU de Ginebra para la que Miquel Barceló ha diseñado su cúpula, pero no se han imputado como "ayuda oficial al desarrollo" ante la OCDE, según el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos.

Moratinos ha contestado esta tarde en el Pleno del Senado a Alejandro Muñoz-Alonso (PP) sobre la oportunidad de ese gasto "en la actual situación económica" que en la reforma, que incluye además de la cúpula la remodelación total de la Sala XX del Palacio de Naciones Unidas, se han empleado 18,5 millones de euros y que hay una desviación prevista del 10% que "espera" que no se necesite.

Además de asegurar que el coste de la obra, a la que el Estado aporta el 40% y el resto lo ponen entidades privadas, no ha aumentado por el "retraso" del artista, que ha estado 13 meses inmerso en el proyecto, ha detallado que la Ley de Presupuestos Generales del Estado permite utilizar un capítulo FAD para financiar las aportaciones de España a organismos internacionales no financieros.

"Eso significa que podemos utilizar ese instrumento pero lo que no se puede hacer, y no se ha hecho, es imputarlo a la ayuda oficial al desarrollo. En el informe que se envió al CAD -Comité de Ayuda Internacional de la OCDE- no se imputó como ayuda oficial al desarrollo", ha subrayado Moratinos.

Por tanto, ha agregado el titular de Exteriores, que la pasada semana declinó especificar el coste de la obra porque, argumentó, "el arte no tiene precio", "tranquilidad, transparencia y plena voluntad de compartir con cualquier ciudadano el presupuesto".

El senador popular ha reprochado a Moratinos, además de su negativa a dar datos la semana pasada, que hiciera valoraciones artísticas y calificara de "capilla sixtina" de la ONU la obra de Barceló.

"Me parece un exceso", le ha reprobado Muñoz-Alonso al ministro, a quien ha pedido que no haga "comparaciones estridentes" máximo cuando el propio Barceló dijo que le abrumaba el cotejo con la obra de Miguel Ángel.

A Muñoz Alonso le parece, en cualquier caso, "una grave desviación" que se haya empleado un crédito FAD en esta obra. "35 toneladas de pintura no pueden servir para encubrir la exigible transparencia en el manejo de fondos públicos". EFE

cb/jmi