Quantcast

Comisión por horarios racionales pide que Zapatero lleve conciliación al G-20

Madrid, 11 nov (EFE).- La Comisión Nacional para la Racionalización de los Horarios Españoles y su Normalización con los países de la UE ha enviado una carta al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, donde le reclama que lleve a la reunión del G-20 la conciliación de los horarios laborales.

Según ha recordado hoy su presidente, Ignacio Buqueras, en una rueda de prensa en la que ha presentado un decálogo por la compatibilización de la vida laboral y familiar, los niños españoles siguen llevando colgada la llave de su casa al cuello porque los padres no están cuando regresan del colegio.

"Estamos en un país que es el primero en trabajo, con más de 247 horas por encima de la media europea, y uno de los últimos en productividad, mientras nuestros hijos están abandonados", ha advertido Buqueras.

En la misiva, que según ha dicho Buqueras, ha hecho llegar hoy mismo al presidente, le felicita por la presencia de España en la reunión del G-20 pero también le muestra su "sorpresa" porque "en ninguna de las reuniones que ha tenido, ni en las que va a tener en los próximos días para discutir asuntos de ingeniería financiera o económicos, se habla de los ciudadanos".

"¿Dónde están todas aquellas personas desfavorecidas por esta crisis, dónde están nuestros niños y dónde la conciliación de horarios", ha preguntado Buqueras, quien espera que esta reflexión haga pensar al presidente del Gobierno que "en estos tiempos de crisis no se trata de trabajar más horas, sino de optimizar mejor el tiempo".

"Deseamos que el presidente también escuche a otras entidades de la sociedad civil, no sólo al mundo empresarial o laboral, sino también a los miembros de esta Comisión", ha reclamado Buqueras.

Desde su punto de vista, la falta de conciliación es también la causa de la baja natalidad.

"No hemos visto ni al Gobierno, ni a los agentes sociales que se han reunido estos días, que hayan hablado de este tema: al revés, en momentos de crisis, piden más horas. Y esto, en un mercado de trabajo competitivo, a quien perjudica es a los niños", ha resumido Buqueras. EFE

aga/jmi