Quantcast

Máxima de Holanda en presentación de un libro sobre el Mundial Argentina-78

Buenos Aires, 11 nov (EFE).- La princesa Máxima de Holanda asistirá en Amsterdam, el próximo día 24, a la presentación de un libro sobre el Mundial de fútbol Argentina '78, disputado durante la dictadura militar de la que su padre fue funcionario.

Según informa hoy la prensa de Buenos Aires, la Casa Real de Holanda confirmó la presencia de la esposa del príncipe Guillermo Alejandro en el lanzamiento del libro "Fútbol en una guerra sucia", escrito por los periodistas holandeses Marcel Rozer e Iwan Van Duren.

La presidenta de la Línea Fundadora de las Madres de Plaza de Mayo, Nora Cortiñas, también ha sido invitada a la presentación del libro, que tendrá lugar en la ciudad holandesa de Amsterdam.

En la investigación se afirma que el torneo de fútbol, en el que Argentina se consagró campeón por primera vez en su historia tras vencer 3-1 a Holanda en la final, encubrió una "dictadura sangrienta".

El padre de Máxima, Jorge Zorreguieta, fue subsecretario de Agricultura durante la dictadura que gobernó Argentina de 1976 a 1983 y no pudo asistir en 2002 a la boda de su hija a raíz de la polémica desatada en Holanda por su pasado.

"El pasado es de mi padre y yo soy yo", contestó la princesa cuando le preguntaron si tenía algún inconveniente por la vinculación de su padre con el régimen que organizó el Mundial, indicó el diario Crítica.

Por su parte, Cortiñas declaró al mismo periódico que irá a la presentación del libro y consideró que "la asistencia de Máxima es una forma de asumir que su padre estuvo involucrado" con la dictadura

"Ir es una forma de reconocer a los jugadores holandeses, que tuvieron gestos muy grandes con nosotros y que no quisieron recibir las medallas del segundo puesto. Esto se lo voy a decir a ella (Máxima) cuando la vea, pero creo que la hija no tiene que pagar la tremenda participación del padre en este drama", puntualizó.

El Mundial comenzó a disputarse en Argentina cuando las Madres de Plaza de Mayo realizaban sus primeras manifestaciones en el paseo situado frente a la Casa de Gobierno para reclamar por sus hijos desaparecidos.

Debido a que este año se cumplieron tres décadas del triunfo argentino, en el país se han conocido nuevas investigaciones sobre la utilización del certamen con fines políticos en la etapa más dura de la "guerra sucia" contra la subversión.

Según estimaciones oficiales, durante la dictadura hubo 18.000 desaparecidos, pero los organismos de derechos humanos y los familiares de las víctimas afirman que en realidad fueron 30.000.

En su libro "La vergüenza de todos", el periodista y abogado Pablo Llonto asegura que la final del Mundial fue utilizada como parte de la represión, al aludir a casos de detenidos que fueron llevados por sus torturadores a celebrar en las calles la conquista deportiva. EFE

hd/alm/pdp