Quantcast

El Valladolid busca recuperarse anímicamente tras el "castigo" del Camp Nou

Valladolid/Alicante, 11 nov (EFE).- El Real Valladolid desea mañana ante el Hércules, en la vuelta de los dieciseisavos de final de Copa del Rey, recuperarse del severo castigo que le infligió en liga el FC Barcelona en el Camp Nou (6-0), si bien el partido se presenta algo "descafeinado" tras el favorable 1-5 de la ida.

La plantilla vallisoletana desea olvidar cuanto antes la derrota en el feudo barcelonista, por lo que el choque ante el Hércules (20,00 hora local, estadio José Zorrilla) es una buena oportunidad para hacerlo, a pesar de que la eliminatoria está vista para sentencia, salvo sorpresa mayúscula.

Sobre todo porque el sábado, el equipo que dirige José Luis Mendilibar, recibirá en liga en el estadio José Zorrilla a otro "peso pesado" del campeonato liguero, el Real Madrid del alemán Bernd Schuster, por lo que se hace necesario que, psicológicamente, el equipo remonte el vuelo y su moral se rehabilite.

El técnico vasco, como ha venido realizando en Copa del Rey desde que se sentó en el banquillo del Real Valladolid hace tres temporadas, dispondrá un once inicial formado por jugadores que han contado con menos minutos a lo largo de la competición liguera.

Además, puede que futbolistas que recientemente se han recuperado de sus respectivas lesiones disfruten de minutos de juego para ir adquiriendo ritmo de competición, como es el caso del central Luis Prieto o el medio centro Jesús Rueda, quien regresa a una convocatoria después de que en el pasado mes de septiembre se le extirpase el bazo.

De ahí que, en este encuentro, en el que se tiene que certificar el pase a los octavos de final de la Copa del Rey, los jugadores que salten al terreno de juego, presumiblemente, exhibirán la tensión competitiva que requiere un encuentro oficial, sea cual sea el margen de error, para demostrar su valía al entrenador y ante un adversario que ocupa el segundo puesto de Segunda División.

El Hércules afronta el encuentro ante el Valladolid con los objetivos de demostrar que es un equipo competitivo, así como de dar minutos a aquellos futbolistas que gozan de menos oportunidades a lo largo de la liga o que salen de lesiones y necesitan ritmo de partido.

Al equipo entrenado por Juan Carlos Mandiá no se le pasa por la cabeza la posibilidad de remontar el marcador adverso del partido de ida (1-5), queriendo sólo quiere demostrar que aquel encuentro fue un accidente y que fue propiciado por quedarse en inferioridad numérica tras la expulsión de Dani Bautista (hasta esa jugada el marcador era de empate a cero).

El conjunto alicantino ha desplazado a tierras castellano-leonesas a toda la plantilla, dado que tras el partido no regresará a Alicante y se desplazará a Barcelona para preparar el compromiso de la próxima jornada de Liga que le enfrentará al Girona.

El centrocampista internacional colombiano Abel Aguilar, que se encuentra en la recta final de su recuperación de una lesión de rodilla, no jugará mañana en el estadio Nuevo Zorrilla. Tampoco lo hará, con casi toda seguridad, el delantero Rubén Navarro, quien sufre una contractura muscular.

La principal novedad en la alineación puede ser la del jugador del filial Vicente Pagán, quien forma parte de la expedición herculana por primera vez y podría tener su oportunidad de jugar en el centro del campo, para que tanto Rodri Gimeno como Javier Farinós tengan descanso.

Alineaciones probables:

Real Valladolid: Justo Villar; Baraja, Luis Prieto, Nano, Óscar Sánchez; Aguirre, Borja, Medunjanin, Escudero; Víctor, Ogbeche.

Hércules: Unai Alba; Expósito, Abraham Paz, César, Dani Bautista; Gerardo, Cámara, Pagán, Fernando Sales, Morán, Sendoa.

Árbitro: González Vázquez (Comité gallego).

Estadio: José Zorrilla.

Hora: 20,00 horas. EFE.

aab/sg/sm/lm