Quantcast

Sólo el 2,7% de la sociedad considera "grave" la violencia machista

Valladolid, 11 nov (EFE).- Sólo el 2,7 por ciento de la sociedad considera "grave" la violencia machista, ha asegurado hoy el delegado del Gobierno para la Violencia de Género, Miguel Llorente, quien ha reclamado que los medios de comunicación eviten difundir información que minimice la responsabilidad de los agresores.

Llorente ha hecho estas declaraciones a los periodistas tras intervenir en la Primera Jornada sobre "Medios de comunicación y violencia de género", en la que también han participado el delegado del Gobierno en Castilla y León, Miguel Alejo, y el subdelegado en Valladolid, Cecilio Vadillo.

Llorente ha citado un estudio del CIS, basado en datos de la Unión Europea (UE), que refleja cómo el 95 por ciento de la sociedad conoce la violencia de género por los medios de comunicación, sobre todo por la televisión.

Ante esta situación, ha calificado de "clave" la forma en la que la prensa, tanto escrita como radiofónica y audiovisual, aborde las noticias acerca de esta lacra, de forma que los receptores se formen una visión crítica hacia la violencia de género.

Para Llorente, hay dos grandes modelos en la manera de informar sobre la violencia de género, uno de carácter informativo, que contribuye a generar esa conciencia crítica, y uno de tipo social, centrado en el entretenimiento.

En este último modelo, se dan elementos de contextualización que parece que, en cada caso, puede llegar a justificar los hechos, y ha puesto como ejemplo las ocasiones en las que se habla del alcohol, las enfermedades mentales o los celos.

"Parece" que esos elementos le sirven de justificación al homicida "y es al revés", ha destacado el delegado del Gobierno para la Violencia de Género.

Para evitar que se produzcan situaciones de este tipo, ha apelado a la profesionalidad y a las actuaciones responsables ya que sólo el 2,7 por ciento de la sociedad considera que es grave este tipo de delitos.

Ante esta realidad, "hay que modificar esa percepción y evitar elementos que se han utilizado tradicionalmente", que "justifican o minimizan" la actuación del agresor, y ha alentado a buscar referencias nuevas.

Llorente ha subrayado además la importancia de que trascienda a la sociedad no sólo el suceso con respecto a la violencia de género, sino también la respuesta que proporciona la sociedad a sucesos de estas características, a través de las sentencias.

Ha basado su afirmación en que un estudio elaborado con la colaboración del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) desvela que la media de condena a un homicida se sitúa en más de veinte años de prisión y en unas indemnizaciones que superan los 200.000 euros.

Preguntado acerca del juicio que se desarrolla en Ciudad Real, donde se sienta en el banquillo un hombre acusado de matar a su esposa, al hijo de ambos que ella gestaba y a una sobrina, Llorente ha reconocido que los agresores, muchas veces, no sólo dirigen la violencia contra la mujer, sino también contra su entorno más próximo para hacer "más daño".

Llorente ha resumido que la información divulgada a través de los medios de comunicación debe tender a descartar elementos anecdóticos o secundarios e incrementar los que tienen que ver con el rechazo, el conocimiento y la creación de conciencia crítica. EFE

erbq/pv