Quantcast

Apertura de juicio oral con jurado para acusado de homicidio en Villafranca

Pamplona, 10 nov (EFE).- El juzgado de primera instancia e instrucción nº1 de Tudela ha decretado hoy la apertura del juicio oral mediante jurado, para analizar los hechos delictivos que determinarán si Marcelo Santafe es culpable por un delito de homicidio o de asesinato por la muerte de Antonio Basarte.

Los hechos que han sido objeto de acusación se remiten al 3 de septiembre de 2007, cuando Santafe, que mantenía malas relaciones con la víctima, acudió en su vehículo a las fincas de este último en la localidad navarra de Villafranca e intercambió unas palabras al respecto de las ovejas de éste.

Al parecer, Santafe se introdujo a gran velocidad con su vehículo en la finca y procedió a atropellarle pasándole por encima, causó su muerte inmediata, y tras ello, acudió al cuartel de la Guardia Civil de Villafranca donde confesó lo ocurrido.

El juez de instrucción ha procedido a la apertura del juicio oral contra Santafe, así como a la designación de un tribunal jurado como órgano competente para el enjuiciamiento de tales hechos, en el que se le juzgará como presunto responsable de un delito de homicidio o de un delito de asesinato.

Además, según la resolución, se ha procedido a mantener la libertad provisional en la que se encuentra el acusado y se ha emplazado a las partes a que se personen y comparezcan ante la Audiencia Provincial de Navarra en el término de quince días.

El Ministerio Fiscal solicitó la apertura del juicio oral, así como la acusación del imputado de un delito de homicidio con la concurrencia de la eximente completa de enajenación mental y la circunstancia atenuante de arrepentimiento espontáneo, interesando la absolución del acusado y la imposición de la medida de internamiento en un centro psiquiátrico durante 10 años.

Por su parte, la acusación particular igualmente solicitó la apertura del juicio oral, y la acusación de Santafe como autor de un delito de asesinato.

La defensa calificó los hechos como una falta de imprudencia leve o la alternativa de un delito de homicidio imprudente con vehículo de motor, y la concurrencia de la eximente de enajenación mental y las atenuantes de arrepentimiento espontáneo y arrebato u obcecación, además de la procedencia de no exigir responsabilidad civil y su libre absolución.EFE

sl lun-10-nov-2008 20:00