Quantcast

El PP critica que con el "dinero de los pobres" se compre moqueta para la ONU

Madrid, 10 nov (EFE).- Es "muy grave" que con los Fondos de Ayuda al Desarrollo (FAD), el que se destina a la lucha contra la pobreza, se compre moqueta para "redecorar" la sala de la ONU que cubrirá la cúpula de Miquel Barceló y en cuya reforma ha invertido España, según datos que maneja el PP, "la broma de 20 millones de euros".

El portavoz de Cooperación Exterior del PP, Gonzalo Robles, ha señalado a Efe que ese gasto, del que hasta mañana no se conocerá oficialmente ni la cuantía total ni el detalle de las partidas, es "un dispendio astronómico" pero, sobre todo, es "muy grave" que se haya utilizado, según cree, un fondo FAD de 500.000 euros "a mayor gloria de (poner en la sala) la placa de la Alianza de Civilizaciones".

El embajador español ante la ONU en Ginebra, Javier Garrigues, dará a conocer mañana en esa ciudad el coste de la cúpula que Barceló ha pintado en la Sala XX del Palacio de Naciones Unidas y las obras de reforma de la estancia, que pasará a llamarse tras su inauguración el próximo 18 de noviembre por los Reyes, Sala de los Derechos Humanos.

"La sensibilidad social sí tiene un precio", ha asegurado Robles en referencia a la frase que pronunció el ministro de Exteriores sobre el coste de la cúpula en la presentación de la obra la pasada semana: "el arte no tiene precio", dijo Miguel Ángel Moratinos.

Los fondos de ayuda al desarrollo, ha subrayado, no pueden estar "para cambiar la moqueta de la sala". Muchos países, ha sugerido, podrían hacer "con esos 500.000 euros" pozos de agua, dispensarios o políticas de vacunación, "es decir se ha quitado de ahí para emplearlo en otras cosas".

El Gobierno, según Robles, podría justificar el empleo de ese fondo pero "lo grave es que pretenda que compute como ayuda al desarrollo".

El PP, ha añadido Robles, está presentando una batería de preguntas para conocer los pormenores del gasto en la sala de la ONU, "en un momento, además, en el que no están los dineros en este tipo de cosas. Es un momento complicado y, al fin y al cabo, (la cúpula) no es más que una obra de arte".EFE

cb/cpg/rs