Quantcast

Indios se congregan en Asunción para exigir apoyo de Lugo a sus demandas

Asunción, 10 nov (EFE).- Cientos de indios de varias etnias de la región occidental o Chaco de Paraguay llegaron hoy a Asunción para exigir el apoyo del jefe de Estado, Fernando Lugo, en el proceso de recuperación de sus tierras ancestrales.

Los indígenas de las etnias "yakye axa", "kayawe atog kelasma" y "xámok kásek" se instalaron frente a la sede del Congreso, cerca del Palacio de Gobierno, después de tratar de que el gobernante escuche sus reclamos.

Lugo "tuvo buenos discursos antes de acceder al poder" el pasado 15 de agosto pasado, afirmó a los periodistas uno de los líderes del grupo, Gabriel Fernández, quien recordó que durante la campaña el nuevo gobernante "prometió respetar y apoyar los derechos de los indígenas".

"Por eso venimos a recordarles lo que dijo a nuestro favor", apuntó Fernández, quien explicó que decidieron marchar a Asunción después de tramitar infructuosamente una audiencia con el gobernante desde el 3 de octubre pasado.

Fuentes de la organización "TierraViva", que apoya jurídicamente a esas tribus, explicaron que los indígenas pernoctarán en Asunción luego de que el jefe de Estado accediera a recibirlos mañana, martes.

Las comunidades chaqueñas pretenden que el Gobierno presente al Congreso un proyecto de expropiación de 15.963 hectáreas de tierra actualmente en poder de propietarios particulares y que los "yakye axa" reclaman como suyos.

En este caso, el 13 de julio pasado venció el plazo de tres años dado por la Corte Interamericana de Derechos Humanos al Estado paraguayo para devolver esas tierras a los miembros de la comunidad, que hace casi dos décadas sobreviven a la vera de una carretera, a 332 kilómetros al norte de Asunción.

Los indígenas también esperan la mediación de Lugo ante la dueña de las 10.031 hectáreas de territorio reclamadas por la comunidad "kayawe atog kelasma" para buscar una salida negociada y evitar otro proceso de expropiación.

Los manifestantes también exigen el aumento del presupuesto del Instituto Nacional del Indígena (INDI) para la compra de tierras, así como la creación de una comisión que se ocupe de la ejecución de las sentencias de la Corte Interamericana.

En Paraguay coexisten poco más de 100.000 indígenas de una veintena de etnias y muchos de ellos han sido desplazados hacia la región oriental, la más poblada del país, en donde trabajan como peones o deambulan por las ciudades en situación de mendicidad. EFE

lb/hma

(foto)