Quantcast

El alcalde de Corleone asegura que los mafiosos ya no viven en el pueblo

Roma, 10 nov (EFE).- El alcalde de Corleone, Antonino Iannazzo, aseguró hoy que los mafiosos de Cosa Nostra, que han hecho tristemente famoso este pequeño pueblo de la isla italiana de Sicilia, ya no viven allí.

"Salvatore Riina y la mafia ya no viven aquí", afirmó Iannazzo al inaugurar hoy en Corleone un casa rural construida en un terreno que era propiedad de Riina -en prisión y condenado a varias cadenas perpetuas- y que será gestionada por una cooperativa de jóvenes.

"Desde hoy, los chicos de la cooperativa Pio La Torre y los ciudadanos de Corleone, que se han unido contra los prepotentes y los mafiosos, pueden contar con lo que es suyo", añadió el regidor.

El pueblo de Corleone, en la Sicilia profunda, fue durante años el centro neurálgico del esplendor de Cosa Nostra, la mafia local, y después pasó a ser conocido mundialmente por dar nombre a la familia de la saga cinematográfica de "El Padrino".

La presencia de la mafia en la pequeña localidad, de 11.000 habitantes, parecía haberse convertido en una leyenda cinematográfica hasta que en abril de 2006 el llamado "jefe de jefes" de Cosa Nostra, Bernardo Provenzano, fue capturado en una barraca abandonada en su pueblo natal, Corleone, después de permanecer 40 años huido de la Justicia.

A la inauguración de la casa rural "Terre di Corleone", que es uno de los muchos ejemplos de la política de reutilización de los bienes propiedad de la Mafia que existen en Sicilia, acudió el ministro italiano de Interior, Roberto Maroni.

Maroni aseguró que se intensificará la "restitución de los tesoros de la mafia a sus legítimos propietarios, los ciudadanos", y agregó que en lo que va de año sólo en la provincia de Palermo se han confiscado bienes a Cosa Nostra por valor de 571 millones de euros.

En la jornada de hoy, también se inauguró en San Giuseppe Jato, otro de los pueblos que forman el llamado triángulo de Cosa Nostra, el "Jardín de la memoria", un parque construido en el lugar donde hace 14 años fue asesinado y disuelto en ácido el niño Giuseppe Di Matteo en venganza porque su padre, un ex mafioso, había colaborado con la Justicia. EFE

ccg/acm