Quantcast

Los religiosos reconocen que tienen escasos momentos de encuentro con la CEE

Madrid, 10 nov (EFE).- Los religiosos se sienten mejor acogidos por la Santa Sede que por la Conferencia Episcopal Española (CEE) y reconocen que no tienen "excesivos momentos de encuentro" con la institución que representa a la Iglesia católica en España.

La Conferencia de Religiosos y Religiosas en España (CONFER) inicia mañana su XVI Asamblea General en la que, tras 54 años de existencia, van a proceder a renovar sus Estatutos para que "sea más útil para los de dentro y los de fuera" y en la búsqueda de respuestas a los "grandes desafíos" que se presentan hoy para la vida consagrada.

El presidente de la institución, el padre mercedario Alejando Fernández Barrajón, presentó hoy, durante una rueda de prensa en la sede de la CONFER en Madrid, los temas a tratar en esta Asamblea, que concluirá el próximo viernes, y recalcó que la presencia de los religiosos en España "está asociada al compromiso con los más pobres y a la solidaridad".

Este año, agregó, "queremos insistir en nuestro deseo de diálogo y de encuentro con la sociedad, con todos. Somos conscientes de que nuestra vocación no es para nosotros sino para nuestro pueblo y eso nos exige ponernos en camino, abrirnos a la realidad que nos circunda, cultivar el diálogo y el encuentro con todos y sin discriminaciones ni rechazos independientemente de sus ideas y apuestas".

Con frecuencia, agregó Barrajón, la vida religiosa "se asocia, tal vez por su larga historia, con el pasado", pero hoy está "muy viva, muy cerca de la gente, muy despierta para leer los signos de los tiempos que vivimos y buscar respuestas a los grandes desafíos que se nos presentan hoy".

Desafíos, explicó, que tienen que ver "con las nuevas vocaciones, con nuestra misión en la Iglesia, con todo lo 'Inter' que nos rodea, con la solidaridad, con la justicia, la paz y la integridad de la creación. Nos sentimos Iglesia de Jesús y queremos trabajar una comunión sólida con nuestros pastores, con los seglares y con todo el pueblo de Dios".

A pesar de ello, y durante la rueda de prensa, el presidente de CONFER reconoció que en el reciente viaje a Roma la Presidencia y la Secretaría General de la Conferencia de Religiosos se han "sentido muy acogidos".

"¿Cómo se mide el cariño?", se preguntó en respuesta a una pregunta sobre la relación con la Santa Sede y la Conferencia Episcopal, para agregar que "en Roma nos han tratado con un afecto y delicadeza exquisita, hasta con detalle. Se han interesado mucho por esta Asamblea, por lo que hacemos…La acogida ha sido realmente estupenda y "es posible, admitió, que sea distinta a la de España".

Reconoció también que "no tenemos excesivos momentos de encuentros" con la CEE, salvo con su Comisión para la Vida Consagrada, con cuyos integrantes, señaló, tenemos una relación fluida e, incluso, "comemos de vez en cuando en plan más familiar" para intercambiar impresiones", al igual que "tenemos unas muy buenas relaciones con el Nuncio, Manuel Monteiro".

Negó que sea cierto el rumor de que se está intentado, desde algún sector, propiciar el nacimiento "de una nueva CONFER bis" que mantenga una "mayor y mejor comunión con los obispos", y recalcó – como lo demuestran "nuestras declaraciones y documentos"- la "voluntad incuestionable e indiscutible de la vida consagrada por estar en comunión" con sus pastores. EFE

mvf/jmi