Quantcast

El Nàstic se queda sin nuevo estadio y ayuntamiento pagará un millón de euros

Tarragona, 10 nov (EFE) – El ayuntamiento de Tarragona y Construcciones PAI han decidido de mutuo acuerdo rescindir el contrato para la construcción del nuevo estadio del Gimnàstic de Tarragona, un acuerdo que costará al consistorio catalán casi un millón de euros, la mitad de lo que pedía la empresa constructora.

Construcciones PAI había sido la elegida para construir el nuevo estado con un sistema de financiación mediante una permuta, haciéndose cargo de la construcción de viviendas en los actuales terrenos del Nou Estadi y sufragar, así, el coste de la construcción.

El consistorio tarraconense pagará a la constructora unos 962.000 euros. De éstos, unos 750.000 serán destinados a comprar el proyecto ejecutivo de la obra, y el resto para sufragar pequeñas actuaciones y estudios previos de la construcción del estadio, para evitar que el proyecto se retarde aún más.

El alcalde de Tarragona, Josep Fèlix Ballesteros, ha asegurado que, pese al desembolso, el acuerdo resulta más ventajoso que una rescisión unilateral.

"El estadio será igual que se preveía originalmente. La rescisión unilateral nos habría llevado a un pleito civil o un contencioso administrativo, y un juez podría haber ordenado la suspensión cautelar de todo concurso durante algunos años", ha señalado.

Con respecto al actual Nou Estadi del Nàstic, Ballesteros ha explicado que se harán las mejoras necesarias para adecuarlo a las exigencias de la LFP y se instalarán cámaras de videovigiláncia que se podrían reutilizar en el futuro nuevo estadio. EFE

nct/jg/mlm