Quantcast

Miles de indígenas marchan a Bogotá para pedir tierras y fin de la violencia

Bogotá, 10 nov (EFE).- Miles de indígenas colombianos iniciaron hoy una gran marcha desde la ciudad de Cali, en el suroeste del país, con el propósito de llegar a Bogotá en dos semanas para reclamar tierras y el fin de la violencia contra sus comunidades.

Los nativos, que emprendieron una "minga" (movilización de resistencia) hace un mes, decidieron proseguir su marcha hacia Bogotá tras el fracaso de la reunión que mantuvieron con el presidente colombiano, Álvaro Uribe, el pasado 26 de octubre.

Tras ya haber recorrido unos 120 kilómetros entre la localidad de Piendamó, en el departamento de Cauca, y la ciudad de Cali, ahora se disponen a caminar otros 538 kilómetros para trasladar hasta allí sus protestas.

Esas primeras manifestaciones, en las que el Gobierno denunció que se habían infiltrado guerrilleros y terroristas, dejaron tres indios muertos y más de 150 heridos entre manifestantes y policías.

"Unas 10.000 personas iniciamos la marcha y aspiramos a que se sumen muchas más. Confiamos en que el día 24, cuando lleguemos a Bogotá, seamos unas 60.000 personas", dijo hoy a Efe el consejero mayor de la Organización Nacional Indígena de Colombia (Onic), Luis Evelis Andrade.

Los indios colombianos, de decenas de etnias, se declararon el pasado 11 de octubre "en resistencia" antes de comenzar su marcha desde Piendamó a Cali.

El 26 de octubre, tras una reunión de seis horas y media con Uribe, los indígenas decidieron marchar hasta Bogotá por no haberse alcanzado acuerdos, recordó Andrade.

Los indígenas colombianos, cuya población alcanza los 1,4 millones, exigen tierras y que sean tenidos en cuenta en los proyectos empresariales y gubernamentales que se planean en sus territorios, así como que sean excluidos del conflicto armado.

También reclaman que respeten sus derechos humanos y protestan contra el Tratado de Libre de Comercio (TLC) con Estados Unidos.

A esas peticiones, agregó el consejero mayor de la ONIC, "se ha sumado la exigencia de que no se privatice el servicio de agua".

Los indígenas llegarán en la primera etapa de la marcha a Palmira, 24 kilómetros al norte de Cali, y tienen previsto hacer tramos en autobuses y otros a pie en las próximas jornadas.

"Los últimos cinco días de la 'minga' la haremos totalmente a pie", dijo Andrade, quien explicó que en las distintas ciudades habrá concentraciones y los dirigentes de la marcha explicarán a la gente, en audiencias públicas, el porqué de la protesta.

En la capital colombiana los indígenas, que representan el 3,2 por ciento de la población total, insistirán ante el Gobierno y ante el Congreso en la solución a sus problemas. EFE

rrm/erm/hma