Quantcast

Argentina prueba la pista de la final de la Davis con el estadio aún en obras

Alejandra Abad

Mar del Plata (Argentina), 10 nov (EFE).- A diez días de la final de la Copa Davis y en la jornada en la que se anunciará si el español Rafael Nadal jugará en Mar del Plata, el equipo argentino comienza a probar las instalaciones en un estadio aún en obras que tendrá que apurar los arreglos para llegar a tiempo.

Entre polvo, pintura fresca, listones de madera en el suelo y todo tipo de utensilios de carpintería, el equipo argentino de tenis salta a tomarle el pulso a la cancha en la que se jugará la final del torneo, entre el 21 y el 23 próximos, en Mar del Plata (unos 400 kilómetros al sur de Buenos Aires).

Pero las instalaciones cubiertas del estadio Islas Malvinas, que en 1978 acogió algunos de los partidos disputados en el Mundial de Fútbol que ganó Argentina, no están a punto todavía.

Mientras fuera del estadio los más fanáticos ya hacen cola para comprar las entradas que se pondrán a la venta mañana, martes, para el público -por precios que oscilan entre 400 y 800 dólares-, dentro el movimiento es frenético para tenerlo todo a punto.

Decenas de trabajadores se afanan por terminar de instalar los asientos -la mayoría sin respaldo-, pintar, colocar los marcadores y la silla del juez, ultimar el cableado eléctrico, ajustar las medidas de seguridad y todos los detalles de un encuentro de tan alto nivel.

El estadio, que tenía una capacidad original de 7.000 espectadores, ha sufrido en las últimas semanas múltiples reformas con el objetivo de aumentar hasta las 9.500 localidades.

Los partidos se jugarán en pista rápida, modalidad elegida por Argentina para ponérselo más difícil al actual número uno del mundo, Rafael Nadal, cuyo juego destaca especialmente en tierra batida.

La pista está preparada para las pruebas de velocidad, montada en una base de madera de 24 milímetros sobre la que se han aplicado diez capas de resinas acrílicas, explicó a Efe Soledad Lokman, de la empresa encargada de la instalación de la pista, la española Composan.

Es de formato 'Composport Cushion', calificado por la Federación Internacional (ITF) con el grado 5, el máximo en las pistas rápidas, de modo que es más veloz que las que se usan en la mayoría de torneos de pistas sintéticas de EE.UU.

Éste es el mismo modelo de pista sobre el que se juega el Open de Castilla y León disputado en El Espinar (Segovia), el campeonato más importante de España en pista rápida, y el mismo sobre el que entrena el manacorí en su casa cuando necesita ejercitarse en esa categoría.

El equipo argentino se encargará, en estos días, de "medir la velocidad" de la pista y comprobar si es necesario añadir alguna capa más "para hacerla más rápida", agregó Lokman.

El técnico español José Manuel Delgado fue el encargado de asegurarse de que todos los detalles técnicos fueran correctos en el montaje de la pista, que se alargó por casi dos semanas debido a un problema de humedad.

Si Nadal, ganador dos veces de la ensaladera de plata y aquejado de una tendinitis en la rodilla, decide finalmente jugar la final, se enfrentará al argentino David Nalbandián, que ha vencido al español en dos ocasiones.

El equipo español de la Copa Davis, integrado entre otros por David Ferrer, Feliciano López o Fernando Verdasco, viajará el próximo jueves a Argentina para preparar el torneo en territorio 'enemigo'. EFE

aal/mar/fc

(con vídeo)