Quantcast

'Delta Lloyd',único barco de primera generación en la prueba, casi sin avería

Redacción deportes, 10 nov (EFE).- El VO 70 'Delta Lloyd' holandés, la única embarcación de primera generación (es el 'ABN AMRO 1', construido en el 2005, diseñado por el argentino Juan Kouyoumidjan y ganador de la pasada edición), que participa en la Vuelta al Mundo, ha sorprendido por los pocos daños sufridos por el barco en la primera etapa.

Jeff Condell, jefe del equipo de tierra del barco ha comentado: "en vista de lo que hemos oído de los otros barcos nos podemos considerar afortunados porque el nuestro llegó en bastantes buenas condiciones".

"Tenemos algunas cosas que arreglar, pero todo está en condiciones asombrosamente buenas. El trabajo se ha centrado en las reparaciones del motor del barco, dañado en la primera semana de competición y en la base superior del mástil", ha concretado Condell.

El mástil quedo un poco deslaminado y el equipo está discutiendo el sustituirlo en Singapur,al final de la tercera etapa. La mayoría de reparaciones han sido dentro del barco, donde se ha instalado un nuevo motor, que llegó a Ciudad del Cabo el viernes y los sistemas hidráulicos se han revisado totalmente.

El 'Delta Lloyd' volverá al agua mañana y efectuará comprobaciones en las velas, donde sólo tiene dos viejas en el total de 24 que dispone para toda la prueba

El 'Green Dragon' irlandés volvió ayer al agua después de que el equipo de tierra dirigido por Johnny Smullen repararse los daños sufridos en la primera etapa.

La embarcación golpeó el casco con un objeto sumergido – un tronco, un envase, etc -, rompió un par de velas y tiene dañada la parte superior de la proa y el bauprés, la colisión con un objeto sumergido ha causado daños en el carenado de la quilla y a las dos orzas de deriva.

Smullen ha explicado que "la tripulación descubrió la importancia de los daños cuando el barco fue sacado el martes pasado del agua. La estructura está muy bien pero el borde delantero del soporte de la quilla, construido con carbono y espuma, está roto y a causa de esto nos costaba alcanzar más velocidad".

Ha concretado que "es como si un coche del Fórmula 1 perdiese sus alerones y el morro. También perdimos el recubrimiento de las orzas (aletas en el centro del barco, situadas a babor y estribor y que atraviesan verticalmente, subiendo y bajando, el casco para dar estabilidad), parcialmente la de babor y totalmente en la de estribor". EFE

srb/sab