Quantcast

El Cajasol, obligado a remontar catorce puntos para disputar la fase regular

Sevilla, 10 nov (EFE). El Cajasol recibe mañana al ASK Riga, en la vuelta de la segunda ronda de clasificación para la Eurocopa, con la obligación de remontar los catorce puntos de desventaja (83-69) que sufrió en la ida, en un partido en el que está en juego entrar en la fase regular del segundo torneo continental.

El equipo sevillano volvió a disputar la pasada semana en la capital letona un partido europeo ocho años después, ya que la última vez fue en la campaña 2000-01 en la ya extinta Copa Saporta.

El equipo entrenado por Manel Comas no entró con buen pié y el rival, una de las formaciones fuertes de la Liga Báltica, le sorprendió desde el inicio.

El Cajasol anda perdido en su juego, pues lo que pareció un resurgir al ganar en la quinta jornada de la Liga ACB en la cancha del Real Madrid -tras cuatro derrotas consecutivas-, no ha sido así y el equipo ha vuelto a la senda de los partidos perdidos, primero y Riga y este domingo en Bilbao ante el Iurbentia (70-65), en un choque en el que siempre fue a remolque de la formación vizcaína.

El equipo letón, entrenado por Ramunas Batautas, quien también es el seleccionador de Lituania, tiene jugadores destacados como el base ex cajista Corey Brewer, quien militó en el conjunto sevillano en la temporada 2001-02; el ala-pívot estadounidense Ricardo Marsh o el pívot croata Bruno Sundov, quienes ya demostraron en la ida su capacidades.

Pese a todo, los jugadores y técnicos del equipo sevillano no dan por perdida la eliminatoria, pues, tras lo visto en Riga, consideran que, si el Cajasol sale concentrado y comprometido en la labor, es factible remontar los catorce puntos.

El ganador de esta eliminatoria pasará a la fase regular de la Euroliga, mientras que el perdedor jugará la 'Eurochallenge', que es la tercera competición continental de clubes. EFE

agr/jag