Quantcast

Sao Paulo sigue líder de vibrante Torneo brasileño a cuatro fechas del final

Río de Janeiro, 9 nov (EFE).- El Campeonato Brasileño de Fútbol 2008 cobró más emoción en su recta final con los triunfos de cuatro de los cinco equipos candidatos al título, al terminar hoy la trigésimo cuarta jornada con 10 partidos y 19 goles.

El Sao Paulo defendió con éxito el liderazgo y está a sólo dos unidades del Gremio, su perseguidor más implacable, por lo que sigue todavía lejos de poder dormirse sobre el césped.

Hoy, en un partido crucial, el Gremio dio cuenta por 0-1 del Palmeiras, del ex seleccionador nacional y ex técnico del Real Madrid Vanderlei Luxemburgo, para seguir acosando al Sao Paulo, que ayer ganó un agónico encuentro por 2-3 contra el aguerrido Portuguesa.

El Sao Paulo defendió por primera vez su liderazgo en el campeonato y alcanzó los 65 puntos, cuatro por encima del Cruzeiro y el Palmeiras, para permanecer como el más firme candidato a conquistar el título de 2008, que sería su tercero seguido y un récord en la liga brasileña.

El Sao Paulo exhibe el más contundente ataque del torneo, con 59 goles a favor y 33 en contra, para un saldo positivo de 26 goles.

El Gremio, segundo en la clasificación, es también el segundo equipo mejor dispuesto en saldo de goles con 20 a favor, producto de 49 tantos a favor y 29 en contra.

El equipo de Porto Alegre también muestra la mejor defensa del campeonato, pues el arco su cancerbero Víctor es el menos perforado este año, lo que de paso ha convertido al joven portero en uno de los mejores de la liga.

El Palmeiras, derrotado hoy por la mínima diferencia en casa, ha caído al cuarto lugar, con 61 puntos, desplazado por el Cruzeiro, que son su victoria de hoy sobre el carioca Fluminense también por 1-0, sigue luchando por el título.

Ambos están empatados en saldo puntos, pero el Cruzeiro tiene una victoria más que su rival paulista y también exhibe una mejor defensa.

El más cercano aspirante fuera de los cuatro primeros es el Flamengo, de Río de Janeiro, que hoy mantuvo viva su posibilidad matemática de conquistar el título al derrotar por uno a cero al Botafogo, en un clásico del fútbol carioca.

Flamengo, con ayuda de los argentinos Maxi y Sambuesa, logró la victoria en el minuto 84 y cuando el partido parecía condenado al empate, gracias a un penalti convertido por Kléberson, para el éxtasis de los aficionados flamenguistas que se dividían las gradas del Maracaná con los del Botafogo.

El popular Flamengo llegó a 60 puntos, con el tercer mejor saldo de goles, sumas estas de peso en la congestionada punta de la clasificación.

Estos y otros números serán escarbados minuciosamente en las próximas semanas en esta recta final de un campeonato competitivo como no se había visto en varios años.

Además del título, los cuatro cupos para la Copa Libertadores de América están en medio de una dura disputa.

Mientras tanto, el Internacional de Porto Alegre propinó una amarga goleada por 4-0 al débil Ipatinga, de Belo Horizonte, que recibió una golpe fuerte para terminar de hundirse en el último lugar.

Por el lado de los perdedores habituales, cuya mayor motivación es escapar de la zona de descenso a la segunda división, los cariocas Vasco y Fluminense, lograron un respiro: el primero gracias a un triunfo por 1-0 contra el Santos y el segundo beneficiado por las derrotas o empates de los cuatro últimos.

De todas formas el Vasco y el Fluminense permanecen agarrados con las uñas al borde abismo donde sólo caben cuatro equipos.

Los cariocas tienen 37 puntos, al igual que el Naútico, que hoy hizo la proeza de empatar sin goles en la casa del Coritiba y encabeza la 'lista negra'.

Tan sólo cinco puntos separan al Naútico del Atlético Mineiro, que marcha en la duodécima posición.

Por eso, así como en la otra punta hay todavía cinco candidatos al título, en el sótano hay al menos nueve equipos, casi la mitad de la liga, seriamente amenazados de caer en el infierno de la segunda división.

Las próximas jornadas del Campeonato serán de emoción y suspenso, como una serie buena serie de televisión y, por diferentes motivaciones, todos los equipos deberán salir a echar el resto en cada jugada y a disputar cada balón, pues nada está escrito en las pizarras del fútbol brasileño este año.EFE

ol/jb/jsg