Quantcast

Revelan fichas de presidenta Bachelet en archivos de Colonia Dignidad

Santiago de Chile, 9 nov (EFE).- Los alemanes seguidores del ex nazi Paul Schäfer en la Colonia Dignidad ficharon durante años a destacados personajes de la vida política, social, religiosa y económica chilena, incluida la actual presidenta del país, Michelle Bachelet, informa hoy el diario La Nación.

Según el rotativo, también está reseñado el asesinado senador Jaime Guzmán, considerado el ideólogo de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), fundador de la Unión Demócrata Independiente (UDI) y de quien hoy se inauguró un monumento sin la presencia de Bachelet, que declinó la invitación "por respeto a la historia".

Los legisladores Hernán Larraín y Andrés Chadwick, de la UDI, y la ex ministra de Justicia de la dictadura, Mónica Madariaga, aparecen igualmente registrados junto a otras personas que mantuvieron negocios o fueron informantes de la Colonia Dignidad y que actualmente, dice el diario, ostentan cargos públicos.

La Colonia Dignidad, hoy conocida como Villa Baviera, era un enclave de inmigrantes alemanes ubicado en la región del Maule, que, según Amnistía Internacional y el Informe Rettig, fue utilizado por la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA) como centro de detención y tortura durante el régimen militar.

Desde la captura en 2005 de Schäfer en Argentina, el ministro Jorge Zepeda, que investiga las violaciones de los derechos humanos cometidas en el recinto, impuso sobre las 36.000 fichas halladas la Ley de Inteligencia Nacional, por lo que su contenido no puede ser hecho público.

Aun así, se sabe que la información relacionada con Bachelet se remonta a cuando era una estudiante detenida por la dictadura y fue fichada por la Colonia debido a la relevancia de su padre, el general Alberto Bachelet, arrestado junto a otros oficiales de la Fuerza Aérea que renunciaron ante la violación de la Constitución.

El diario chileno sostiene que en los archivos de la Colonia Dignidad se acumulaban también fichas de Ángela Jeria, madre de la mandataria chilena, y de su hermano Alberto.

Hasta el momento, aparte de Zepeda, el único con acceso a la información clasificada ha sido el Consejo de Defensa del Estado (CDE), organismo querellante en el proceso, que ha solicitado diligencias y procesamientos y se ha opuesto a la libertad de los jerarcas que estaban en prisión preventiva.

Algunos de estos personajes fueron quienes dieron a conocer que el sistema de recolección de datos estuvo a cargo de Gerd Sewald Lefevre, un alemán de 85 años.

"Desde el año 1974 clasifiqué la información, trabajo que me encomendó Paul Schäfer. Puede que antes se hayan manejado antecedentes que luego se estamparon en las tarjetas. Antes no estaban clasificadas", según Sewald.

El alemán aseguró que en 1973 se creó un vínculo con la DINA, que incluía visitas del jefe del organismo, Manuel Contreras, y los datos sobre prisioneros políticos.

"Paul Schäfer hizo del chantaje uno de los mecanismos de defensa que tenían para mantenerse impunes, pero ese material no fue dejado en las fichas sino en cintas magnéticas y vídeos que fueron sacados de la colonia", sostuvo desde Alemania un ex residente de la Colonia Dignidad.

Desde el anonimato, otros colonos afirman que el prófugo Erwin Fage, jefe de seguridad del recinto, es quien mantiene en su poder el comprometedor material. EFE

ov/cpy/sv