Quantcast

Lagarde dice que el G-20 debe sacar del "letargo" al FMI

Sao Paulo, 9 nov (EFE).- La ministra francesa de Finanzas, Christine Lagarde, abogó hoy por que el G-20, que reúne a las principales economías del mundo entre avanzadas y emergentes, saque del "letargo" al Fondo Monetario Internacional (FMI).

"El FMI ha estado adormecido en los últimos años" y su presencia en muchos aspectos tocantes de la economía mundial "no ha sido necesaria", afirmó Lagarde a periodistas en Sao Paulo, después de participar en la reunión ministerial y de presidentes de bancos centrales del G-20, previa a la cumbre del bloque en Washington.

Lagarde, que representó a la Unión Europea (UE) en la cita, dijo sin embargo que el FMI vuelve a "ser necesario" para algunos países que han pedido su ayuda en medio de la actual crisis financiera internacional, a pesar de su "vieja y ortodoxa" política que todavía es apoyada "por uno o dos" miembros del G-20 a los que no citó.

El G-20 está formado por los países del G-7 (EE.UU., Canadá, Japón, Alemania, Reino Unido, Italia y Francia), además de Arabia Saudí, Argentina, Australia, Brasil, China, Corea del Sur, India, Indonesia, México, Rusia, Sudáfrica y Turquía, más la Unión Europea (UE) como bloque.

La ministra criticó, además, la actuación "imperialista" que tuvo en el pasado el FMI, pero destacó que el consenso generalizado para replantear la orientación del organismo puede fortalecer a esa institución.

La reforma del sistema financiero internacional, incluidos organismos multilaterales, como el FMI y el Banco Mundial, fue uno de los asuntos tratados en la reunión que concluyó hoy en Sao Paulo.

Esas reformas son defendidas especialmente por los países emergentes del grupo, que reclaman una mayor participación en la composición de ese organismo.

Lagarde aprovechó sus estancia en Sao Paulo para reunirse con la delegación de Argentina, país que, como muchos otros, tiene una postura crítica contra el FMI por su incapacidad para prever y reaccionar rápidamente ante las crisis.

Al respecto, Lagarde comentó que Argentina y otros países tienen "cicatrices" de sus relaciones con el FMI.

La delegación argentina en Sao Paulo estuvo encabezada por el ministro de Economía, Carlos Fernández, y por el presidente del Banco Central argentino, Martín Redrado. EFE

wgm/joc/lgo

(con fotografías)