Quantcast

Aguirre: "Pudo haber pasado cualquier cosa"

Pamplona, 9 nov (EFE).- Javier Aguirre, entrenador mexicano del Atlético de Madrid, negó que su equipo fuera poco ambicioso en el partido contra Osasuna en el estadio Reyno de Navarra (0-0) e indicó que "pudo haber pasado cualquier cosa".

Preguntado por si su equipo fue poco ambicioso, respondió: "Es tu punto de vista (al periodista). Yo tengo el mío y jamás nos pondremos de acuerdo".

Aguirre explicó que su planteamiento inicial fue para "copar el centro del campo" e intentar maniatar al rival, mientras que en la segunda parte, con la entrada del uruguayo Diego Forlán, cambiaron la forma de jugar, donde "se abrió el partido y pudo ganar cualquiera".

"Falto un golecillo para estar en la estela de los que están arriba. Estamos cediendo puntos y ojalá consigamos tres victorias seguidas para estar definitivamente arriba", dijo.

'El Vasco' añadió: "El partido estuvo espeso para los dos lados en la primera parte. Recuerdo el penalti para Osasuna y el Kun tuvo una. Ninguno estuvo cómodo, pero en la segunda parte hubo mucho espacio, no existió el centro del campo y pudo haber pasado cualquier cosa".

Sobre la situación en la que queda el equipo, señaló: "No sirve el punto. Somos séptimos y hay que esperar engancharnos en la Liga. Estamos desenganchados de lo que nos interesa, tenemos que ligar dos o tres victorias para meternos arriba".

Respecto a Osasuna, comentó: "Le vi muy bien e hizo un gran partido, con mucha dinámica y ganas de ganar. Osasuna va a dar mucha guerra si sigue jugando así".

El técnico de Osasuna, José Antonio Camacho, lamentó la falta de pegada de su equipo: "El problema es el gol, no porque no los busque, sino porque no se encuentra. Algo raro pasa, pero hemos tenido ocasiones y no se puede poner ningún pero al equipo de cómo trabaja y busca el gol".

"Cuando el equipo vaya por delante y gane un par de partido será un equipo mucho más difícil. El Atlético, a pesar de ser un gran equipo, ha estado a expensas de lo que nosotros le dejáramos", señaló.

Camacho explicó que desde el banquillo no había ninguna orden sobre quién debía lanzar el penalti, que falló Portillo: "El encargado suele ser Nekounam, pero Portillo estaba con confianza y ha dicho que lo tiraba él".

El técnico murciano destacó la entrega de sus jugadores, "el equipo hace todo lo que puede hacer", al tiempo que anticipó su opinión sobre el próximo partido liguero ante el Athletic.

Cuestionado por si espera una encerrona en San Mamés, dijo: "Las encerronas no existen en el fútbol profesional. Es una estadio donde se puede jugar al fútbol y nos enfrentaremos dos equipos en una situación difícil". EFE

fz dom-09-nov-2008 19:34