Quantcast

Aumentan a 90 muertos por derrumbe y las familias exigen apurar la búsqueda

Puerto Príncipe, 9 nov (EFE).- El número de muertos en el derrumbe de un colegio haitiano ha aumentado a 90, informaron hoy las autoridades, mientras muchos familiares de las víctimas congregados en el lugar reclaman apresurar la búsqueda de posibles supervivientes.

Según las últimas cifras, al menos 164 personas quedaron heridas a consecuencia del desplome del centro educativo, situado en el sector de Petion Ville, en el este de la periferia de Puerto Príncipe.

El diputado Steven Benoit, de Petion Ville, dijo que los organismos de socorro han recuperado al menos 90 cadáveres y que, aunque hay pocas posibilidades de hallar sobrevivientes tres días después del colapso de la escuela, continuará la búsqueda.

La catástrofe ocurrió en la mañana del pasado viernes, cuando numerosos alumnos se encontraban en las aulas y otros en el patio de recreo del colegio "La Promesa Evangélica", según medios locales que indicaron que ese centro tiene unos 700 alumnos.

Hoy, las autoridades siguen teniendo dificultades para evacuar a los cientos de personas que se trasladaron a la zona para constatar los daños, lo que dificulta las tareas de rescate.

Un grupo de familiares burló las medidas de seguridad y entró en las ruinas del edificio en busca de sus hijos, lo que causó una gran tensión en el lugar, cuyos alrededores están llenos de curiosos.

Parientes de los alumnos exigieron a gritos que se acelere la búsqueda de los niños, pero las autoridades aseguran que hay que tomar precauciones porque el colegio estaba construido en una zona muy frágil.

El secretario de Estado de Seguridad, Luc Euchère Joseph, se trasladó hoy a la zona del siniestro para dirigir una operación con apoyo de la Policía local y la Misión de las Naciones Unidas para la Estabilización de Haití (MINUSTAH).

Las autoridades no han podido establecer el número de personas que se encontraba en el edificio a la hora del derrumbe, que fue causado, al parecer, por un deslizamiento del terreno, según la hipótesis que manejan técnicos que trabajan en la zona.

El propietario y director de la escuela, el pastor evangélico Agustín Fortin, se encuentra detenido desde el viernes con fines de investigación. EFE

gp/mf/vv

(con fotografías)