Quantcast

Científicos proponen suministrar la energía de la Isla de Pascua con biogás

Santiago de Chile, 9 nov (EFE).- Un grupo de científicos de varios países propuso construir una planta de biogás para solucionar el problema de la basura y proporcionar energía a la Isla de Pascua, situada a más de 4.000 kilómetros del continente americano.

De concretarse la iniciativa, costaría unos 3 millones de dólares (2,35 millones de euros) y actualmente se encuentra en la fase de anteproyecto.

La iniciativa fue elaborada por expertos en materia ambiental que a fines de octubre se reunieron en la Isla de Pascua, donde se desarrolló el IX Taller y Simposio Latinoamericano de Digestión Anaeróbica, informó hoy el diario El Mercurio.

El coordinador de la red nacional de biogás y profesor de la Universidad Católica de Valparaíso (UCV), Rolando Chamy, sostiene que los principales problemas de la isla obedecen al aumento del turismo, lo que ha incrementado la "fragilidad ambiental".

En una década, el número de turistas ha aumentado de 4.000 a 50.000 al año. La isla, famosa por los "moai", las colosales y enigmáticas estatuas de piedra que miran al mar, tiene sólo 3.700 habitantes.

Las necesidades energéticas de la isla también han aumentando, y ésta es abastecida solamente con generadores eléctricos que consumen gasóleo y que muchas veces fallan.

Por ello, la iniciativa de los científicos es otorgar a la isla sustentabilidad energética y a la vez ambiental.

"Se toma la materia orgánica y a través de un proceso biológico transforma la materia orgánica en metano, que se puede quemar y transformar en energía. El residuo ya tratado disminuye su cantidad a un 40 por ciento y es un residuo estable, que puede ser utilizado para mejorar el suelo", aseveró Chamy.

La gobernadora de Pascua, Carolina Hotus, calificó como un "gran avance y apoyo" el anteproyecto de los científicos, y adelantó que ahora hay que buscar la financiación de la planta de tratamiento.

Uno de los principales problemas de la isla es que la basura se deposita en un vertedero, ya que el mosquito del dengue impide que los residuos sean trasladados al continente. Además, carece de alcantarillado y sólo existen fosas sépticas.

Incluso, el agua proviene del subsuelo, por lo que existe el riesgo de que se contamine sin un manejo controlado de los residuos. EFE

ov/hma