Quantcast

Cine y jazz se fusionan en la apertura del XIX Festival de Jazz de Granada

Granada, 9 nov (EFE).- La vigésimo novena edición del Festival de Jazz de Granada comenzó anoche con el concierto de Michael Mossman junto al Granada Film Projet, que fusionaron cine y jazz con propuestas novedosas basadas en la reelaboración de melodías originales.

En un teatro Isabel la Católica completo, el público disfrutó de esta singular iniciativa de realizar un encuentro entre ambas artes.

Se trata de una producción propia del Festival que ha unido el cine con el jazz en directo contando con arreglos y dirección del trompetista estadounidense Michael Mossman, y que se ha grabado para editar en disco el año que viene.

El quinteto del arreglista y multi-instrumentista ha puesto nueva música a películas muy conocidas, o no tanto, pero en cualquier caso sus interpretaciones resultaron novedosas ya que se trataba de reelaboraciones de las melodías originales, en algún caso irreconocibles bajo el nuevo vestuario propuesto.

Rindieron homenaje a cintas como "Round Midnight", de Bertrand Tavernier; "Anatomy Of a Murder", de Otto Preminger; "Ascenseur pour l'échafaud", de Louis Malle; "The Hot Spot", de Dennis Hopper; "Play misty for my" y "Bird", de Clint Eastwood; o "El invierno en Lisboa", de José Antonio Zorrilla.

Esta última película fue rodada con el célebre Dizzy Gillespie en el papel principal y tuvo su "premier" mundial en el festival granadino.

Siguiendo en la tónica de estrenos, el quinteto regaló en los bises lo que será la música que este artista ha adaptado para el próximo trabajo de Fernando Trueba, una cinta de dibujos animados realizados por Mariscal y con música de Bebo Valdés.

De esta futura banda sonora tocaron la "Habanera" para despedirse.

El Festival continúa hoy domingo con la presencia del también trompetista Nicholas Payton, dentro de un programa que durará hasta el 23 de noviembre y que incluye medio centenar de conciertos. EFE

jmh/cc/mlb