Quantcast

La épica de Kirguizistán y el intimismo indígena llegan a Manaos

Manaos (Brasil), 8 nov (EFE).- "Tengri", rodada en Kirguizistán y dirigida por la francesa Marie Jaoul de Poncheville y "Birdwatchers", del italochileno Marco Bechis, demostraron hoy en el Festival de Cine del Amazonas cuán reconocibles pueden ser los sentimientos de los pueblos más remotos.

Esta suerte de globalización antropológica comenzó en la competición con la alta capacidad de empatía que consigue la protagonista de "Tengri" que, con producción de Francia, Alemania y Kirguizistán, capta un deslumbrante paisaje emocional y geográfico de este país asiático.

Con una "épica sencilla para hoy", en palabras de la directora, y el trabajo de la joven actriz Albina Imacheva, que se mostró hoy emocionada en Manaos, "Tengri" retrata la confluencia de las mentalidades conservadoras y los anhelos de amor verdadero de una joven casada por un matrimonio pactado.

La acción de la película, dedicada al literato Chingiz Aitmatov,- nacido en Kirghizia (Asia Central) en 1928 y fallecido en Nuremberg (Alemania) el 10 de junio de 2008)-, se dispara con la aparición de un joven que llega deportado desde Calais (Francia) con ánimo de reemplazar a la figura de su fallecido padre y que pronto conquistará el corazón de la joven.

"Tengri", que ha pasado por certámenes como el Festival de Montreal (Canadá) o el de Munich (Alemania), ofrece al espectador ajeno a la cultura de Kirguizistán el camino triple de conocimiento por su espléndida geografía -que combina cumbres nevadas y llanuras inmensas-, sus costumbres y su incapacidad para escapar a los imperativos del espíritu actual.

Por su parte, "Birdwatchers", tras ser exhibida en la Mostra de Venecia, fue proyectada en Manaos con el público más consciente de la causa: la de la difícil convivencia entre las tribus indígenas del Amazonas y los terratenientes de la zona de Mato Grosso do Sul, en el centro oeste del país limitando con Paraguay y Bolivia.

Rodada en guaraní y portugués, la nueva película del realizador de la célebre "Garaje Olimpo" (1999) matiza el enfrentamiento entre lo autóctono y lo invasor y aunque se sitúa a favor de los llamados "hombres rojos" -una de las 225 tribus de Brasil-, no obvia sus facetas más discutibles.

Así, en este contraste cultural -y legal- afloran problemas -como se refleja también en "Tengri" y en tantas otras culturas- referidos al machismo, a la necesidad de amar pese a lo establecido y a los conflictos de identidad individual respecto al grupo. El relativismo cultural junto a la universalidad de lo que en el hombre queda, para bien y para mal, de animal instintivo. EFE

msc/sv