Quantcast

El huracán "Paloma" azota el sureste de Cuba

Camaguey (Cuba), 8 nov (EFE).- El huracán "Paloma" llegó el sábado en la noche al sureste de Cuba con categoría 3 en la escala de intensidad de 5, apenas diez semanas después de que otros dos ciclones arrasaran la isla.

El ojo del "Paloma" tocó tierra en la provincia de Camagüey poco antes de las 20.00 locales (01.00 GMT del domingo), cerca del puerto de Santa Cruz del Sur, que había sido evacuado totalmente y donde 3.000 personas murieron hace 76 años por los efectos del ciclón más violento que se recuerda en Cuba.

El "Paloma" azota Cuba con vientos máximos sostenidos de 195 kilómetros por hora y rachas superiores, informó el Instituto de Meteorología de la isla.

El jefe de pronósticos del Instituto, José Rubiera, explicó en la televisión estatal que el ojo del "Paloma" está perdiendo nitidez, lo que calificó de "signo de debilitamiento", pero agregó que sigue siendo un fenómeno muy peligroso.

En la costa sureste el mar ha penetrado ya en algunos lugares varios kilómetros tierra adentro.

Rubiera había asegurado a lo largo del día que el ciclón tocaría tierra firme pasada la medianoche (05.00 GMT del domingo), pero finalmente llegó cuatro horas antes.

Desde el viernes hay evacuaciones de decenas de miles de familias, incluidos pueblos enteros de zonas bajas y costeras, o que tienen peligro de inundaciones y deslizamientos de tierra.

El "Paloma" llegó a Cuba después de que los huracanes "Ike" y "Gustav" la azotaran entre el 30 de agosto y el 9 de septiembre, causando siete muertes y pérdidas calculadas oficialmente en 8.600 millones de dólares (6.760 millones de euros).

El Instituto de Meteorología anotó que el "Paloma", que creció de tormenta tropical a huracán de categoría 4 en veinticuatro horas tras nacer al este de Nicaragua, se debilitará al cruzar la isla y el domingo saldrá nuevamente al mar, rumbo a las Bahamas.

El diámetro del área azotada por vientos huracanados es de 90 kilómetros y el de la zona afectada con fuerza de tormenta tropical llega a 370.

Según Rubiera, habrá lluvias copiosas y fuertes marejadas, así como elevaciones del nivel del Caribe de hasta cinco metros.

La Defensa Civil mantiene en "alarma ciclónica" las provincias de Camagüey, Las Tunas, Holguín, Granma, Santiago de Cuba y Guantánamo, así como el sur de Ciego de Ávila, y dejó en niveles inferiores de alerta al resto de este país de 11,2 millones de habitantes.

La Aeronáutica Civil suspendió todos los vuelos nacionales, salvo los dirigidos a la Isla de la Juventud, situada al sur del extremo occidental de Cuba, que se salva del "Paloma" tras haber sido una de las más afectadas por los huracanes anteriores.

En la actual temporada de ciclones en el Atlántico, que comenzó el 1 de junio y acabará el 30 de noviembre, se han formado dieciséis tormentas tropicales, de las cuales ocho ascendieron a huracanes, incluyendo al "Paloma".

Camagüey recibió al huracán con el recuerdo del 9 de noviembre de 1932, cuando una penetración del mar asociada a un ciclón de fuerza 5 generó una retirada de las aguas, que volvieron en forma de olas que hicieron desaparecer Santa Cruz del Sur.

"Estaba hablando con mi familia de eso, y no sé si es casualidad, pero es para preocuparse", dijo a Efe Carlos, de 50 años, empleado de Turismo en Camagüey, ciudad de más de 300.000 habitantes situada a unos 534 kilómetros al sureste de La Habana.

La coincidencia de la fecha ha hecho que Santa Cruz se haya convertido hoy en un pueblo fantasma, informaron a Efe fuentes del gobernante Partido Comunista.

Rafael Rosales, de la dirección del Partido, indicó que allí "no hay nadie", después de que todos sus habitantes, salvo algunos funcionarios de la Defensa Civil, fueran trasladados en la noche del viernes a la capital provincial. EFE

am-jlp/rjc

(con fotos y audio)