Quantcast

La Real y el Eibar, negados ante el gol

San Sebastián 8 nov (EFE).- La Real Sociedad y el Eibar han empatado a cero en el derbi provincial disputado en Anoeta, en un encuentro que ha reflejado los problemas de cara al gol que ambos conjuntos tienen esta temporada.

El partido ha acabado abruptamente cuando faltaba algo menos de un minuto de la prolongación debido a que el entrenador de la Real, Juanma Lillo, ha recibido en la frente el impacto de un objeto lanzado desde la grada.

Los donostiarras han empezado con mucha fuerza y una frecuencia de llegada al área contraria interesante, al contar con un activo Díaz de Cerio que ha generado peligro con cada balón que ha llegado a sus botas.

El conjunto eibarrés, después de sacudirse el temor reverencial hacia su vecino ha comenzado también a frecuentar los dominios de Claudio Bravo, que ha sido el mejor de su equipo en el primer periodo al detener un remate de Yagüe, tras un clamoroso error de Mikel González, para desviar el balón al poste y evitar un gol cantado.

Los locales también han disfrutado de ocasiones para haber desequilibrado el marcador, principalmente una de Estrada en el minuto 28 y otra de Sergio, al quedarse solo ante Zigor y tratar de sorprender con una vaselina de ejecución mejorable atrapada sin problemas por el portero eibarrés.

La segunda mitad ha estado marcada por la lesión de Díaz de Cerio, que podría sufrir una dolencia de gravedad, tras pugnar por un balón con el guardameta Zigor y quedar tendido en el terreno de juego con su rodilla maltrecha, provocando la salida inmediata de la asistencias sanitarias.

Lillo, muy conmocionado al intuir la gravedad del hecho, ha movido ficha inmediatamente metiendo otros dos delanteros, Necati y Agirretxe, en una búsqueda casi obsesiva de un gol que pudiera romper el muro azulgrana.

Las ocasiones se han sucedido en los minutos finales, con el partido roto y los dos equipos buscando la portería contraria, pero las musas del gol han dado esquinazo a la Real y al Eibar en este encuentro y el empate inicial ha sido definitivo.

Al final del partido, después de que el árbitro expulsase a Carlos Martínez, un objeto cayó sobre la cabeza de Lillo, quien cayó al suelo y fue atendido por las asistencias sanitarias, ya que presentaba una herida en la cabeza.

0. Real Sociedad: Bravo; Gerardo, Mikel González, Labaka, Castillo; Bergara, Aranburu, Sergio, Marcos (Moha, min. 77), Estrada (Agirretxe,min. 65); Díaz de Cerio (Necati, min. 63).

0. Eibar: Zigor; Romero, Urzelai, Alaña, Raúl García; Carmelo, Lombraña, Cases, Tiko (Carlos Rubén, min. 53), Codina; Yagüe (Markel, min. 74).

Arbitro: González González. (Castilla- León). Tarjeta roja a Carlos Martínez, jugador de banquillo. Amonestaciones a Castillo, Aranburu, Labaka, Carmelo y Lombraña.

Incidencias: 19.000 aficionados en Anoeta. EFE

cr/rh