Quantcast

El Leverkusen empata en Karlsruhe y Hoffenheim se mantiene líder sin jugar

Berlín, 8 nov (EFE).- El Bayer Leverkusen empató hoy 3-3 en Karlsruhe ante el Karlsruher SC, tras haber estado en ventaja por 3-0, con lo que el Hoffenheim, que todavía tiene que jugar mañana, se mantiene como líder de la Bundesliga.

Al comienzo, todo apuntaba a una victoria clara para el Leverkusen y que el Karlsruher SC tendría que preocuparse ante todo por evitar una catástrofe. A los 33 segundos, el equipo de las aspirinas ya se fue en ventaja con gol de Patrick Helmes, que aprovechó un bien pase del chileno Arturo Vidal.

El gol de Helmes ha sido hasta ahora el más rápido de la temporada alemana y, por lo que se vio en los minutos siguientes, todo parecía indicar que el Leverkusen tenía prisa por resolver el partido. En el minuto 17, Stephan Kiessling marcó el segundo de cabeza, aprovechando un centro del brasileño Renato Augusto y, en el 24, Michael Kadlec hizo de falta el tercero para el Leverkusen.

Tras el tercer gol, el Leverkusen pareció creer que el partido estaba terminado y el Karlsruher SC se despertó, animado por su público. Al comienzo, era una ilusión pensar en la remontada no solo por el marcador sino ante todo porque el equipo local apenas producía ocasiones de gol pero cuando el descuento llegó, con un gol de falta del brasileño Antonio Da Silva, el Karlsruher SC se lanzó en busca de lo que parecía imposible.

En el minuto 61, otra falta lanzada por Da Silva fue aprovechada por el defensa Sebatian para marcar de cabeza. Y en el 77 el georgiano Alexander Iaschwilli consiguió, otra vez de cabeza, el increíble empate.

El arquero del Leverkusen, René Adler, llevaba dos partidos con la meta imbatida y hoy terminó encajando tres en un partido increíble.

El Hamburgo, por su parte, subió provisionalmente al tercer lugar al derrotar por 2-1 al Borussia Dortmund con goles de los croatas Vladen Petric e Ivica Olic. El Dortmund descontó por intermedio del húngaro Thomas Hajnal.

El Werder Bremen no logró pasar de un 0-0 ante el Bochum en un partido en el que se mostró bastante inseguro, como si todavía le pesara la goleada por 3-0 encajada en la Liga de Campeones, ante el Panathinaikos.

Además, el equipo de Thomas Schaff perdió por expulsión al centrocampista Messut Özil.

El Wolfsburgo goleó por 3-0 a domicilio al Energie Cottbus -con tres goles del brasileño Grafite- mientras que el Borussia Mönchengladbbach logró una victoria clave en la lucha contra el descenso, por 2-0 ante el Arminia Bielefeld. Marco Marin, autor de los dos goles, fue la figura del Gladbach.

Ya anoche, el Colonia había derrotado por 2-1 al Hannover 96. La jornada la completarán mañana los partidos Schalke-Bayern, Hertha-Hoffenheim y Eintracht-Stuttgart. EFE

rz/og