Quantcast

Seis arrestados en Campania por tirar a la calle residuos voluminosos

(actualiza con nuevos arrestos)

Roma, 8 nov (EFE).- Un total de seis ciudadanos han sido detenidos tras la entrada en vigor del decreto ley que prevé penas de hasta tres años de cárcel para quienes abandonen residuos voluminosos en la región de Campania, sur de Italia.

El Gobierno conservador de Silvio Berlusconi había adoptado esta medida el pasado 1 de noviembre para contrarrestar el problema de la acumulación de basuras que aún afecta a Campania, una norma que, según los juristas, puede ser inconstitucional.

Los medios de comunicación italianos publicaron hoy que el primer arrestado por la aplicación de esta ley fue Vitale Varchetta, residente en el barrio napolitano de Pianura, quien fue sorprendido por los Carabineros (policía militarizada) mientras abandonaba en un área no autorizada varios muebles de cocina, bombonas de butano y sacos de cascotes.

Tras Varchetta han sido detenidos hoy otros cinco ciudadanos de la región en aplicación al decreto ley recién aprobado y publicado hace dos días que prevé penas de seis meses a tres años de cárcel.

En el barrio napolitano de Poggioreale, Gennaro Esposito, de 39 años y Erminio Beato, de 62 años, fueron detenidos mientras dejaban abandonada en un descampado una furgoneta.

Los otros arrestados Salvatore Zinno, de 26 años, Domenico Manzo, de 68 años y Giovanni Amdoio, de 40 años, propietarios de un taller, fueron sorprendidos mientras tiraban residuos considerados peligrosos, como aceite de motor y pastillas para los frenos de los coches.

Tras estos arrestos, los presidentes eméritos del Tribunal Constitucional Valerio Onida y Antonio Baldassarre explicaron a los medios de comunicación italianos que la norma puede ser tachada de "inconstitucional" ya que no es aplicada en toda Italia y se ha limitado sólo a la región de Campania.

"Limitar el arresto a una sola región es una violación del artículo 3 de la Constitución (el que cita que todos los ciudadanos son iguales ante la Ley)", añadió Baldassarre.

"Quien, de modo descontrolado o en sitios no autorizados, abandona residuos peligrosos, especiales o voluminosos, domésticos o no, de grandes dimensiones que no sean reciclables, sean tóxicos o nocivos, de al menos 50 centímetros cúbicos," será castigado con penas de cárcel de seis meses a tres años, dice el artículo 6 de la norma. EFE

ccg/cbm