Quantcast

Duelo directo por la permanencia

Fuenlabrada (Madrid), 8 nov (EFE).- El Alta Gestión Fuenlabrada recibirá mañana en su feudo al Vive Menorca, un adversario, en teoría, más que directo en el objetivo que para la presente temporada tienen marcado ambos contendientes, continuar un año más en la ACB.

La trayectoria de las entidades madrileña y menorquina es, además, extremadamente paralela e igualada en el último quinquenio, ya que ambos clubes cumplen su cuarta temporada consecutiva en la máxima categoría tras compartir ascenso en la campaña 2004-2005.

La plantilla madrileña se encuentra casi al completo, ya que la habitual baja del pívot madrileño Rafael Vidaurreta es compensada por la presencia del también pívot georgiano Nikoloz Tskitishvili, que tuvo, el pasado domingo coincidiendo con la visita del Regal Barcelona, una presentación en sociedad sensacional tras completar una sobresaliente actuación.

Luis Guil, técnico del Alta Gestión Fuenlabrada, quiso poner de manifiesto el poderío de su rival apelando a que sólo circunstancias puntuales acaecidas en algunos finales de partido disputados por el equipo dirigido por el catalán Ricard Casas les han privado de mejorar su clasificación.

"El Vive Menorca está compitiendo francamente bien contra todo tipo de rivales. La clasificación no hace justicia con sus méritos. Ahora están con una sola victoria, pero fácilmente podrían acumular ya tres o cuatro a tenor de cómo han jugado y de lo cerca que han estado de ganar a equipos que están arriba en la tabla como Tau, DKV Joventut o Kalise Gran Canaria", explicó.

En lo relativo a lo táctico y estratégico, el entrenador sevillano subrayó que un posible triunfo pasaría obligatoriamente por completar un partido basado en un juego "inteligente" por parte de los suyos, sobre todo en el aspecto ofensivo.

"Es necesario que andemos pacientes y listos en ataque, porque tendremos delante a un equipo con una gran defensa, especialmente en el cinco contra cinco. Es básico que no nos confunda el partido del pasado domingo contra el Barcelona. Es cierto que jugamos bien, pero contra Menorca será un choque muy diferente. Nos espera un partido igualado y de gran intensidad que probablemente se tenga que resolver en los minutos finales", advirtió. EFE

efs/jag