Quantcast

Gobierno mexicano descarta presencia de explosivos en avión accidentado

México, 7 nov (EFE).- El Gobierno mexicano descartó hoy que el accidente del avión en el que murió este martes el secretario de Gobernación, Juan Camilo Mouriño, obedezca a una explosión previa a la caída del aparato.

"Se refuerza la hipótesis de que la caída del avión fue un accidente, no hubo explosivos", enfatizó hoy en rueda de prensa el ministro de Comunicaciones y Transporte (SCT), Luis Téllez.

El funcionario precisó que, de acuerdo a las últimas investigaciones, todo indica que, además, no hubo un fallo técnico, pues "los motores estaban girando a la misma velocidad lo que implica que no hubo fallos de los motores" de la aeronave.

Explicó que para garantizar esta hipótesis se enviaron esta misma tarde a Tucson, Arizona (EEUU), la caja negra de la aeronave para su análisis.

Mouriño murió el pasado martes junto al asesor presidencial para la Seguridad, José Luis Vasconcelos, y otras siete personas, al estrellarse el pequeño avión en el que viajaban en una avenida de la Ciudad de México.

Además, murieron otras cinco personas que estaban en el lugar donde cayó la avioneta.

Téllez aclaró que, aunque todavía no han sido definidas las causas del accidente, se descarta la posibilidad de que fuera producto de explosivos.

El director de Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA), Gilberto López Meyer, informó, además, de que en 48 horas se retirarán los restos del avión para su resguardo, en tanto que continuarán con las investigaciones correspondientes.

Los restos mortales de Juan Camilo Mouriño (1971-2008) fueron depositados ayer en una cripta de la catedral de la ciudad suroriental Campeche, lugar al que llegó siendo niño procedente de España y donde creció. EFE

ea/gt/pvo/may